Saltar al contenido

Se Pueden Regar Los Ajos

septiembre 24, 2023

Tras la siembra, si el tiempo es seco, aplicaremos un riego cuando observamos que comienzan a brotar los ajos o están próximos a hacerlo. El tema del abonado asimismo lo trato en el vídeo, pero resumiendo, no es una planta que necesite mucho abono. Y como en el caso de los riegos, casi mejor quedarse corto, pero si debemos añadir algún tipo de abono que sea rico en potasio.

Es preferible que cada cuatro o cinco años adquieras nuevos ajos de plantación. La época de plantación puede cambiar desde el otoño hasta principios de la primavera, pero noviembre y diciembre son buenos meses de referencia en España.

Sistemas De Riego Correctos Para El Ajo

Es esencial mantener el suelo húmedo durante todo el proceso de crecimiento del ajo. Cerciórate de regar de manera regular, singularmente a lo largo de los períodos secos.

se pueden regar los ajos

Con espaciamientos estrechos los desempeños por hectárea son mayores, pero la calidad del producto es inferior. Estos nutrientes se tienen la posibilidad de proveer mediante fertilizantes orgánicos o composites concretos para ajo. Es esencial seguir las normas del desarrollador para su correcta aplicación y evitar el exceso de fertilización, en tanto que esto puede dañar a la planta.

Sistemas De Riego

Siguiendo estos cuidados, podremos gozar de un ajo saludable y de buena calidad. El paso inicial para cultivar ajos es escoger los bulbos correctos para la siembra. Una vez seleccionados, se tienen que dividir los dientes de ajo del bulbo primordial y se siembran individualmente a una hondura de aproximadamente 3-5 cm y con una separación de unos cm entre cada uno de ellos. Antes de plantar los bulbos de ajo, debes elaborar el suelo adecuadamente.

se pueden regar los ajos

Con ello aumentan los ajos que se pudren en el hogar y además su sabor es cada vez menos intenso. A más riegos, más abundan las malas yerbas, por lo que periódicamente, (una vez por mes), pasaremos la azada escardando de malas yerbas el espacios entre los ajos.

Normalmente se dejan 4-5 días sobre la misma tierra a fin de que terminen de secarse, mientras que no llueva o esté mojada. Extiende los ajos de forma que las hojas de unos cubran las cabezas de los otros a fin de que los bulbos no reciban bastante sol directo. La manera más óptima de regar la planta es la que consigue llevar la humedad debajo de sus raíces, pero mantiene dentro de lo posible seco su bulbo, algo que es complejo, porque las raíces del ajos son muy superficiales. La calidad y calidad del ajo dependen de los ciclos de riego y sequía a que esté sometida.

se pueden regar los ajos

En un inicio se aconsejan riegos mucho más rápidos y frecuentes (cada 2 días). Entre los 30 y 90 días hay que regar cada 4 o 5 días, incrementando de manera progresiva el tiempo de riego. Entre los 90 y 120 días hay que regar cada siete días aproximadamente, con aplicaciones de 2 horas.

Puedes emplear dientes sanos de tu depensa y en poco tiempo disfrutarás de unos tiernos y sabrosos ajetes, y un poco mucho más adelante, de estos exquisitos bulbos, indispensables en la mayoría de los platos de la cocina mediterránea. El gusto y el olor del ajo dependen de la disponibilidad de nutrientes, (azufre, calcio, nitrógeno, selenio…), y del “clima” de lluvias al que le hayamos sometido, a mayor sequía gusto mucho más concentrado.

Comunmente la siembra se lleva a cabo, (en España), en los días mas fríos del año, entre noviembre y enero. El ajo blanco se frecuenta plantar en el mes de noviembre y el morado en el último mes del año o en enero. Así vamos a poder caminar y escardar las malas hierbas de manera cómoda. El riego del ajo se efectúa de forma frecuente por aspersión, a través de goteo o por surcos.

Ten en cuenta que el ajo es una planta que se adapta bien a distintas tiempos y condiciones, por lo que es ideal para principiantes en la jardinería. Esta planta necesita por lo menos 6 horas de luz solar directa al día para poder desarrollarse apropiadamente. En consecuencia, es esencial situarla en un espacio con buena exposición solar.

A partir de los cuatro meses, (en primavera), hasta la recogida de la cosecha se debe remover los riegos para hacer más simple el secado de los bulbos, y su posterior conservación. La plantación se efectúa desde los dientes de ajo, plantándolos a unos 5 cm. Debemos tener en cuenta que el ajo muestra una cierta latencia, es decir, que el ajo recién cosechado puede tardar un cierto tiempo antes de germinar.

se pueden regar los ajos