Saltar al contenido

Regar Arbol De Navidad

septiembre 23, 2023

Para todos los que no comprendan estas celebraciones anuales sin la presencia de la naturaleza, nada como entender a fondo los cuidados del abeto de Navidad natural. Unos que cambian según la época del año, y que son tan importantes ahora como en los meses que nos separan de la próxima Navidad.

regar arbol de navidad

En contraste a otros árboles, los abetos tienen un crecimiento relativamente lento. Por ende, aunque se planten en enormes proporciones de año en año, no todos van a estar preparados al tiempo. En lo que se refiere a su longevidad, el abeto se considera entre los árboles más longevos, logrando llegar a vivir hasta mil años o más.

Consejos Para Cuidar Tu Árbol De Navidad Natural

El clima es un aspecto decisivo en el avance de esta clase de árboles. Algo normal, teniendo en cuenta que su sitio de origen es un bosque.

regar arbol de navidad

Riégalo cada día si lo tienes en el interior, sin anegar y asegurándote de sacar el agua sobrante del plato diez minutos después de haberlo regado. En exterior, con una temperatura y entorno mucho más fríos y correctos, necesitará bastante menos riego, aunque en verano será preciso regresar a acrecentar la frecuencia. El árbol, ubicado en el exterior, padecerá bastante si es movido a un espacio exageradamente caluroso. Por ello, puede ser atrayente realizar un proceso de transición que dure cerca de cuatro o cinco días.

Cuidados Del Abeto De Navidad Natural, A Examen En El Instante De La Adquisición

Es indispensable que se sitúe cerca de una fuente de luz, como puede ser una ventana. Pero además, debemos distanciarlo de fuentes de calor directas, como la calefacción o la chimenea.

regar arbol de navidad

Jardinero y trabajador forestal aficionado al cultivo ecológico, el precaución de las plantas generalmente y todo lo relacionado con la naturaleza. Descubre también en Amigos de la Jardinería ciertas ideas para adornar con ramas secas o ciertas recomendaciones para centros de mesa de Navidad. Junto a los abetos, otro de los elementos ornamentales más especial son los cirios. Desde 2012 hasta este día, los cirios fueron el origen de más de 6.500 incendios familiares cada un año que han provocado 80 muertes y 650 heridos.

Riego Del Abeto

No obstante, se puede decir que por norma general los abetos tienen un desarrollo lento pero incesante, y que pueden tardar entre 10 y 15 años en lograr una altura de entre 5 y 6 metros. Otro aspecto que influye en el desarrollo de los abetos es su exposición al sol. En zonas con mucha luz solar, los abetos pueden crecer mucho más veloz que en zonas con sombra. Además, es esencial tomar en consideración que los abetos precisan un suelo rico en nutrientes y un riego regular para garantizar un desarrollo conveniente.

Se recomienda tener bastante cuidado en el momento de la decoración, no se debe olvidarse que es una planta tras todo. Sabiendo esto, decóralo sin dañar los brotes de las ramas ni la punta del árbol pues establece su crecimiento y podría desfigurarse perdiendo su forma piramidal. Trátalo con mimo y no te excedas en la decoración con los adornos de Navidad para no dañarlo. Es muy importante regar el árbol en el instante al llegar a casa.

Sin embargo, en condiciones ideales de territorio, agua, clima y ausencia de patologías, la longevidad promedio del Abeto ronda los 500 años. El abeto precisa una proporción de humedad constante, por lo que los riegos deben ser muy frecuentes si bien no demasiado abundantes.

regar arbol de navidad

Hay que cavar un hoyo de tamaño grande y profundo que sea suficiente para introducir las raíces con todo su cepellón. Otro cuidado importante para el árbol de Navidad durante las fiestas navideñas es eludir recargarlo con adornos y luces que lo dañen.

Los Cuidados Del Abeto De Navidad Natural Según El Momento Del Año

Como afirmábamos, su hábitat de origen no tiene nada que ver con el interior de una casa. De ahí que y con vistas a velar por su bienestar, deberemos estar especialmente atentos de él. Más bien, hemos de ser cuidadosos con nuestro abeto desde exactamente el mismo momento de la llegada a nuestra casa.

Lo más importante es sostener el suelo húmedo sin excederse en la proporción de agua para permitir el crecimiento saludable del abeto durante toda su historia. El abeto natural necesita de mucha humedad ambiental, lo que le puede afectar que esté en un ámbito seco a causa de las calefacciones en la vivienda.