Saltar al contenido

Qué enfermedades atacan las plantas de dalia y cómo controlarlas

agosto 9, 2022

Con solo 42 especies pero más de 57,000 cultivares, hay una dalia (DAL-ee-a) para casi todos los gustos.

Estas asombrosas plantas pueden ser muy fáciles de cuidar y producen abundantes flores que varían en tamaño y forma, desde diminutos pompones hasta platos del tamaño de un girasol.

Flor colorida de la daliaAlfiler

Pero incluso las mejores plantas a veces pueden enfermarse, y las dalias no son una excepción.

¿Qué enfermedades afectan a las dalias?

Hay una amplia gama de enfermedades potenciales que pueden afectar a los muchos tipos de plantas de Dahlia.

Estos son los que hay que tener especialmente en cuenta.

  • Amarillos Aster: Esta peculiar enfermedad la transmiten los cicadélidos y es incurable.
  • Añublo por botrytis: Este hongo prefiere el clima nublado y húmedo y puede volverse mortal si no se trata.
  • Agalla de la corona y de la hoja: Estas enfermedades incurables tienen efectos similares pero en diferentes partes de la planta.
  • Virus de la mancha necrótica de Impatiens (INSV): Transmitida por trips, esta enfermedad es incurable y muy agresiva.
  • Virus del mosaico: Hay muchos tipos de virus del mosaico, pero todos son incurables y se heredarán a través de todos los métodos de propagación.
  • Oídio: Este hongo molesto a menudo surge en la melaza, el producto de desecho de las plagas perforantes como los pulgones y las cochinillas harinosas. Más sobre el moho de la dalia aquí.
  • Pudrición de raíz y pudrición de tallo: Estas dos enfermedades mortales pueden ser causadas por los mismos hongos, así como por causas fúngicas o bacterianas independientes. La principal causa de estas dos infecciones, más allá del suelo contaminado, es el exceso de agua en el suelo o el contacto con el tallo.
  • Marchitez por Verticillium: Esta enfermedad incurable generalmente solo afecta a las plantas ya debilitadas y puede tener síntomas similares a la pudrición de la raíz.

¿Qué daño causan las enfermedades de la dalia?

Aster amarillos es una enfermedad incurable donde la planta crecerá hojas en lugar de brotes.

Si bien no matará a la planta, probablemente no compraste tu dalia estrictamente por el follaje.

Mientras tanto, el virus del mosaico a veces puede considerarse atractivo e incluso condujo a la moda de la «tulipomanía» en la Holanda del siglo XVII.

Puede hacer que las hojas y las flores se decoloren y distorsionen y, por lo general, hará que la planta se vuelva pequeña.

Las agallas son crecimientos anormales que se desarrollan en la planta y pueden provocar infecciones adicionales.

El INSV puede tener una amplia gama de síntomas, lo que a menudo dificulta el diagnóstico.

Algunas infecciones fúngicas, como el mildiu polvoriento, son en gran medida cosméticas, pero pueden debilitar la planta al dificultar la fotosíntesis.

Esto puede conducir a una mayor susceptibilidad a otras infecciones o infestaciones.

Mientras tanto, el tizón de la botritis (a veces llamado moho gris) infectará los tallos y se abrirá paso lentamente por la planta.

Si no se trata a tiempo, puede matar la planta.

Las pudriciones y el marchitamiento por verticillium tienen síntomas similares.

Más información sobre los síntomas del marchitamiento por Verticillium.

Al obstruir las raíces, la planta no puede obtener agua ni nutrientes, lo que hace que las hojas mueran.

La pudrición del tallo afecta a la planta a la inversa, matando el tallo y avanzando hacia los tubérculos.

Tanto la pudrición fúngica del tallo como la pudrición de la raíz son tratables si se detectan a tiempo, pero el marchitamiento por verticillium y la pudrición bacteriana del tallo son una sentencia de muerte para su planta y continuarán infectando el suelo mucho después de que la planta sea arrancada.

¿Cómo controlar las enfermedades de la dalia?

Desafortunadamente, cualquier planta que contraiga una enfermedad incurable debe ser completamente destruida y el suelo esterilizado o desechado.

Los fungicidas funcionarán en la mayoría de las infecciones fúngicas, especialmente las tópicas.

  • Para algunas infecciones fúngicas, como la pudrición fúngica del tallo, las partes infectadas de la planta deben podarse antes de que se propague al tejido sano.
  • Los aerosoles foliares de neem funcionan bien contra muchas infecciones superficiales, mientras que los baños de suelo de neem pueden ayudar a defenderse de las infecciones que atraviesan la superficie de la planta.
  • Aplicar uno o ambos cada 2 semanas como preventivo.

Por supuesto, nada supera la atención adecuada cuando se trata de prevenir estas enfermedades.

Revise sus plantas regularmente para detectar signos de infestación y trate las plantas infestadas rápidamente.

Asegúrese de usar el método de remojo y secado para regar las plantas de interior y exterior, teniendo cuidado de no mojar las hojas o los tallos cuando riegue.

Finalmente, cuando compre tierra para macetas o productos similares, nunca compre una marca barata a menos que tenga la reputación de esterilizar la tierra.

Es este paso importante que las empresas dudosas omiten para mantener bajos los costos.

Cuando compre barato, asegúrese de que sea una empresa de confianza, como Miracle-Gro, o podría infectar sus dalias sin saberlo.