Saltar al contenido

¿Por qué las hojas de mi hortensia se vuelven amarillas?

agosto 9, 2022

Hay muchos tipos diferentes de hortensias, y algunas son naturalmente de hojas pálidas, pero no hay hortensias con hojas naturalmente amarillas.

Las hojas amarillentas (clorosis) en las hortensias son un síntoma de varios problemas diferentes, que incluyen:

  • exceso de riego
  • Infección micótica
  • bajo riego
  • Suelo compactado
  • Niveles inadecuados de pH del suelo
  • Falta de hierro y otros nutrientes.
las hojas de la hortensia se vuelven amarillasAlfiler

Para tratar correctamente las hojas amarillas de su hortensia, primero debe determinar la causa del problema y luego tomar las medidas adecuadas para remediar la situación.

En este artículo, proporcionamos información para ayudarlo a hacer precisamente eso.

Conozca los detalles sobre el cuidado de las plantas de Hortensia.

Las hortensias regadas en exceso seguramente desarrollarán clorosis

En las plantas de hortensias, y en la mayoría de las plantas, el riego excesivo hará que las hojas se vuelvan amarillas. A las hortensias les gusta crecer en suelos con buen drenaje y ligeramente húmedos.

Estas plantas no pueden tolerar estar de pie en el agua, y la tierra empapada causará hojas amarillentas y problemas mucho más graves.

La tierra empapada impide que la planta respire, por lo que una de las primeras señales de problemas son las hojas amarillentas.

Si el problema no se resuelve, la planta dejará de crecer y la enfermedad fúngica la establecerá.

Una vez que esto sucede, es muy probable que la planta muera.

Si su planta está parada en un suelo empapado, suspenda el riego hasta que el suelo se seque.

Sin embargo, no dejes que se seque por completo.

Si el suelo está compactado, deberá trasplantar su planta.

Para trasplantar, siga estos pasos:

  • Pode limpiamente todas las hojas amarillas con un implemento estéril muy afilado.
  • Retire la planta de su contenedor y cepille o lave toda la tierra vieja. Examine las raíces cuidadosamente. Si se ha producido la pudrición de la raíz, use un implemento estéril muy afilado para podar las raíces dañadas.

Enjuague bien las raíces y deje que la planta se airee durante unas horas antes de trasplantarla a una maceta completamente nueva o completamente esterilizada con una mezcla fresca para macetas.

  • Coloca la planta en un lugar resguardado con solo 3 o 4 horas de sol por la mañana al día. Debe permanecer en una posición protegida hasta que comience a prosperar nuevamente.

¿Deberías cortar siempre las hojas amarillas de la hortensia?

Sí, todas las hojas amarillentas se deben pellizcar o cortar.

No volverán a ponerse verdes y su presencia en la planta utiliza la energía que la planta podría utilizar para recuperarse.

¿Puede una hortensia recuperarse de una infección por hongos?

Las infecciones por hongos son difíciles de tratar, principalmente cuando el hongo afecta las raíces.

La pudrición de la raíz impide que las plantas puedan absorber los nutrientes correctamente.

Además, provoca el deterioro de las raíces.

El mildiú polvoroso puede ser un problema real en las plantas de hortensias.

Si nota un crecimiento de hongos blancos y algodonosos en la parte inferior de las hojas de su planta, sospeche de mildiú polvoroso.

Esta forma de hongo también hace que se formen manchas amarillas en la parte superior de las hojas.

Su planta también puede desarrollar una infección por hongos en las hojas si las hojas permanecen húmedas y no tienen una circulación de aire adecuada a su alrededor.

La exposición excesiva al sol causa hojas amarillas

Otra causa de las hojas amarillentas en las hortensias es el chamuscado de las hojas. Esto sucede por la exposición a la luz solar fuerte y brillante.

Si las hojas de tus hortensias se marchitan y luego se vuelven amarillas, tu problema puede ser el exceso de sol.

Puede evitar este problema colocando su planta de hortensia en la configuración de luz correcta. A la mayoría de los tipos de hortensias les gusta una puesta de sol parcial.

Las plantas de hortensia necesitan al menos 3 horas de sol al día, pero pueden tolerar hasta 6 horas de sol al día.

La mejor exposición al sol para las hortensias es el sol de la mañana con una ligera sombra por la tarde.

Sus plantas de hortensias querrán estar protegidas del sol del mediodía o del sol de la tarde, ya que esta luz directa y dura puede causar quemaduras en las hojas.

Aprende sobre la Florida Hydrangea Dombeya Seminole

Hortensias sedientas experimentan clorosis

El riego insuficiente también puede causar hojas amarillentas en las plantas de hortensias. Como con la mayoría de las plantas, las hortensias que no reciben suficiente agua para comenzar a marchitarse, se caen y se vuelven amarillas.

Es esencial mantener un programa de riego regular para sus hortensias y asegurarse de regar al menos una vez a la semana.

Riegue a fondo para que el agua corra a través del suelo y salga por los orificios de drenaje de la maceta, pero no querrá que se derrame en exceso.

El suelo equivocado puede causar clorosis

Para hacer el mejor uso del agua, siempre use una mezcla para macetas ligera, aireada y con buen drenaje para sus plantas de hortensias.

El suelo correcto permitirá una buena circulación de aire y una adecuada retención de agua.

El suelo adecuado para las hortensias debe incluir mucha materia orgánica como estiércol. Al trasplantar, mezcle un poco de estiércol envejecido adecuadamente para asegurarse de que la planta reciba la cantidad correcta de nutrición.

También es esencial que la tierra para las hortensias sea ligeramente ácida.

El nivel de pH correcto está entre 5,5 y 6,5. Si el suelo no es ácido, se usa agua con una solución que contiene ácido cítrico para encurtir y enlatar.

Dos cucharaditas rasas de ácido cítrico por galón de agua es una solución segura.

Muy poco hierro causa clorosis

La falta de hierro también puede causar clorosis. La clorosis férrica generalmente hace que las hojas nuevas se vuelvan amarillas primero.

Si las hojas de tus hortensias empiezan a ponerse amarillas, pero las nervaduras siguen verdes, sospecha de una falta de hierro.

Si tiene agua dura, es probable que tenga clorosis férrica. Afortunadamente, es fácil abordar este problema simplemente dándole a su planta una buena alimentación de quelato de hierro.

Si has estado regando en exceso tu hortensia, es posible que tenga raíces empapadas y falta de hierro.

Si este es el problema, además de darle a su planta una buena alimentación de quelato de hierro, es posible que deba trasplantarla y darle tierra para macetas completamente fresca, nueva, liviana y aireada.

Muy poco nitrógeno causa clorosis

La falta de nitrógeno también puede causar clorosis. Puede distinguir esto aparte de la clorosis férrica porque la falta de nitrógeno generalmente afecta a las hojas más viejas.

Inicialmente verá que las hojas maduras comienzan a ponerse amarillas y luego el amarillamiento se extenderá gradualmente.

Otro síntoma de la clorosis nitrogenada es el retraso en el crecimiento.

Puede resolver este problema complementando con nitrógeno, pero también debe averiguar por qué su planta tiene poco nitrógeno.

Varias circunstancias diferentes pueden conducir a la falta de nitrógeno, como el exceso de agua y/o la falta de magnesio.

Asegúrate de usar regularmente un buen fertilizante balanceado para proporcionar a tu hortensia todos los nutrientes que necesita.

Alfiler
https://youtu.be/sSahBIoKUXQ