Saltar al contenido

Podredumbre de la raíz del aloe vera: cómo salvar un aloe podrido

agosto 11, 2022

El aloe vera es el Caballero Negro del mundo vegetal.

No importa cuánto lo descuide, con qué frecuencia rompa una hoja para tratar quemaduras, o incluso con qué frecuencia los pájaros la muerdan, el aloe vera se encoge de hombros e insiste en que es solo una herida superficial.

podredumbre de la raíz de aloe veraAlfiler

Sin embargo, cada vez que su aloe afirma que es invencible, puede llamarlo un loco con razón (también puede visitar a un profesional si su planta está hablando activamente con usted).

Una de las debilidades más notorias de una planta de aloe es la pudrición de la raíz. Esta enfermedad mortal puede provenir de infecciones bacterianas o fúngicas que pueden matar rápidamente a un aloe si no se tratan a tiempo.

Podredumbre de la raíz de aloe vera (signos, causas y soluciones)

Las plantas señalan cuando algo anda mal, y conocer estas señales puede ayudarlo a diagnosticar y abordar un problema rápidamente.

Afortunadamente, la pudrición de la raíz es curable si se detecta a tiempo. La siguiente guía lo ayudará a identificar los signos y las causas y cómo tratar esta infección mortal.

Síntomas de la pudrición de la raíz

Los signos más obvios de que su aloe puede tener pudrición de la raíz son la coloración de las hojas.

Los problemas de agua o iluminación pueden hacer que las hojas se vuelvan amarillas, lo que podría ser la primera advertencia de pudrición de la raíz.

Más importante aún, si las hojas comienzan a ponerse marrones y blandas, es muy probable que la causa sea la pudrición de la raíz.

Este puede ser un síntoma avanzado que puede incluso abarcar toda la hoja, pero comenzará en la base de las hojas, momento en el que podría no ser demasiado tarde.

Cuando vea un color dorado en la base de la planta, especialmente si se combina con un poco de color amarillento o un olor desagradable, debe revisar el cepellón de inmediato.

Las raíces infectadas serán de color marrón oscuro o negro (si están muertas), y cuanto mayor sea el porcentaje de raíces infectadas, menor será la probabilidad de supervivencia de la planta.

¿Qué causa la pudrición de la raíz?

Algunas posibles causas de la pudrición de la raíz se reducen a problemas de cuidado fundamentales (y prevenibles).

Las causas más comunes son:

  • riego inadecuado
  • Mal drenaje
  • Contaminación cruzada
  • Crecimiento de hongos en el suelo (los mosquitos de los hongos a menudo son una señal de que hay hongos presentes)

Mientras que otras causas pueden causar la pudrición de la raíz en otras plantas, las plantas de aloe rara vez tienen los mismos problemas (como el tamaño del contenedor).

Tratamiento de la pudrición de la raíz en aloe vera

Es importante tratar la pudrición de la raíz cuando tenga un diagnóstico.

Esto comienza quitando el aloe vera del suelo y examinando minuciosamente las raíces.

Con un poco de alcohol isopropílico o isopropílico a la mano (ambos funcionan, pero cuanto mayor sea el porcentaje que uses, mejor), toma unas tijeras afiladas y comienza a quitar las raíces negras o marrón oscuro.

Las raíces saludables a menudo son de color marrón claro y pueden tener un ligero tinte verde, así que tenga cuidado de no eliminarlas.

Asegúrate de esterilizar las tijeras en tu alcohol entre cada corte.

Una vez que las raíces infectadas hayan desaparecido, continúe eliminando cualquier otra parte infectada de la planta.

Tratamiento de infecciones críticas

Esta es una de las pocas plantas que pueden sobrevivir si cortas todo el cepellón si está podrido.

Solo asegúrese de cortar por encima del área infectada.

Deberá realizar un paso adicional antes de continuar, que implica dejar que la planta se seque al aire en un lugar cálido durante unos días.

Esto permite que el punto de amputación se endurezca, haciéndolo más resistente a la infección.

Esterilización de la planta

Una vez que solo queden raíces sanas, sumerja las raíces en una solución fungicida o una solución hecha con 1 parte de lejía por 10 partes de agua.

Si usa lejía, déle a la planta un día para que se seque al aire.

Envolver el sistema de raíces en un paño suave también puede ayudar a que se seque, independientemente del método que utilices.

Una vez seco, puedes sumergir la base de la planta en la hormona de enraizamiento. Si bien no es necesario, este paso adicional puede ayudar a que su planta de aloe se recupere, especialmente si el daño es extenso.

Preparando la Olla

El aloe deberá plantarse en una maceta con buenos orificios de drenaje.

Si su maceta anterior tenía suficiente drenaje, puede esterilizarla sumergiendo el recipiente en una solución de 1 parte de lejía por 9 partes de agua durante 30 minutos y luego dejar que se seque.

El aloe se adapta a las condiciones del suelo porter, por lo que es posible que desee agregar una capa base de grava o piedras de acuario de ½ a 1 ″ de pulgada en el fondo de la maceta para que sirva como un amortiguador adicional en caso de exceso de agua.

Use tierra para macetas fresca y estéril y agregue un agregado como arena gruesa o perlita para evitar que la tierra se compacte.

Finalmente, riega la tierra ligeramente para que esté uniformemente húmeda pero no mojada antes de plantar el aloe.

Prevención

Prevenir la pudrición de la raíz es mucho más fácil que tratarla y no requiere cuidados especiales.

Los siguientes son algunos consejos simples que pueden ayudar a prevenir la pudrición de la raíz y mantendrán su aloe en su mejor estado:

  • Siempre use el método de remojo y secado cuando riegue su planta.
  • Al aumentar el tamaño del recipiente, siempre use solo un tamaño más grande.
  • Nunca compre tierra para macetas barata a menos que sea de una fuente confiable (Miracle-Gro).
  • Dale a tu aloe vera tierra fresca para macetas cuando dividas la planta.
  • Evite exponer la planta a plantas infectadas o equipo no esterilizado.
  • Esté atento a los mosquitos de hongos o tintes inusuales en la tierra para macetas que pueden sugerir la presencia de moho u hongos.