Saltar al contenido

Las hojas de pepino se vuelven amarillas: ¿causas de las hojas amarillentas?

agosto 11, 2022

Has cultivado el jardín de tus sueños: tomates, calabazas y pepinos en abundancia. Pero que es eso? Una hoja de pepino amarillenta. Luego dos, tres y cuatro dejándote preguntándote por qué.

Las manchas amarillas y las hojas amarillentas del pepino pueden ser estresantes, especialmente después de meses de siembra, riego y poda.

hojas de pepino que se vuelven amarillasAlfiler

Hay muchos culpables potenciales de la hoja de pepino amarillenta. Es por eso que estamos en el caso para ayudarlo a diagnosticar por qué su hoja de pepino ha perdido su brillo verde.

¿Qué es el amarillamiento de las hojas?

El amarillamiento de las hojas del pepino se debe a una deficiencia llamada clorosis. Esta es una condición en la que las hojas carecen de clorofila, el pigmento verde que se encuentra en las plantas.

La clorofila es una herramienta esencial para las plantas durante la fotosíntesis. Sin él, las plantas no pueden absorber la energía de las fuentes de luz de manera eficiente.

Muchos factores pueden causar clorosis: la presencia de plagas o plantas enfermas o interrupciones nutricionales, de luz o de agua.

¿Qué daño significan las hojas amarillentas?

Así que profundicemos. ¿Qué pistas te está dando tu planta de pepino amarillento?

Plagas

Si las hojas de su planta de pepino son amarillas, es posible que tenga una infestación de mosca blanca. Las moscas blancas, plagas pequeñas y triangulares, devoran el envés de las hojas. Tienden a gravitar hacia las plantas de interior o de invernadero.

Otra posible plaga es el gusano de la raíz del maíz del sur. Estas son las larvas del escarabajo del pepino. Se alimentan de la raíz del pepino, obstruyendo el uso adecuado del agua por parte de la planta y provocando el amarillamiento.

Los ácaros araña también infectan las plantas al chupar las hojas. Estos ácaros son identificables por la tela fina y transparente que dejan atrás.

Los escarabajos también pueden atacar, como el escarabajo rayado del pepino.

Enfermedades

Las plantas de pepino también son propensas al mildiú velloso, que es un patógeno relacionado con las algas.

Las lesiones amarillas empapadas de agua en la parte inferior de la hoja son un signo de una infección por mildiú velloso. Las lesiones son angulares y están confinadas dentro de las nervaduras de la hoja.

A veces, las lesiones pueden convertirse en manchas marrones. Otras veces, las lesiones pueden tener un aspecto grisáceo o borroso.

También hay marchitez bacteriana, marchitez por fusarium y marchitez por verticillium.

Deficiencia de nutrientes

Las plantas de pepino amarillentas también pueden estar sufriendo de una de varias deficiencias nutricionales.

Deficiencia de potasio

Uno de los defectos más comunes es la deficiencia de potasio. Las plantas de pepino necesitan más potasio que nitrógeno. El potasio actúa como activador de enzimas, regulador de agua y sintetizador de proteínas en las plantas de pepino.

Cuando los pepinos son bajos en potasio, las hojas se arrugarán y se pecarán. Los pepinos también pueden tener una textura esponjosa.

Deficiencia de hierro

Una planta de pepino con hojas amarillas y venas verdes indica una deficiencia de hierro. Esta deficiencia afecta el metabolismo del nitrógeno tanto en las raíces como en las hojas de las plantas.

El nitrógeno es un componente importante de la clorofila, las proteínas y el crecimiento de las plantas. La falta de hierro provoca clorosis.

Deficiencia de Nitrógeno

Las hojas de pepino que se vuelven amarillas también indican el potencial de una deficiencia de nitrógeno.

La falta de nitrógeno puede atrofiar el crecimiento de la planta y las hojas más viejas comenzarán a amarillear. En casos severos, toda la planta se volverá blanca.

Deficiencia de zinc

En el caso de una deficiencia de zinc, las hojas se mancharán con tonalidades amarillas. Además, el tamaño de la hoja seguirá siendo pequeño.

Amarillamiento relacionado con la luz y el agua

Si su planta de pepino no recibe suficiente luz solar, puede comenzar a amarillear. Una planta de pepino requiere seis horas de luz solar directa al día.

El riego excesivo de su planta o el drenaje deficiente del suelo también pueden privar a sus raíces de oxígeno. Las plantas de pepino solo necesitan de una a dos pulgadas de agua por semana para crecer bien.

Cómo controlar y prevenir el amarillamiento de las hojas

Las hojas amarillas de pepino siempre son un indicador de un problema mayor. Pero existen algunos trucos simples que pueden ayudar a mejorar la salud de sus plantas.

Elimine las plagas utilizando varios remedios naturales, que incluyen aplicar a las hojas:

O entierre un diente de ajo en el suelo para mitigar la migración de plagas molestas.

Si su planta sufre de una deficiencia de potasio, trátela con un fertilizante base con altos niveles de potasio. También puede ser útil tratar el suelo para acidez o alcalinidad.

Agregar un fertilizante rico en nitrógeno o nitrato de amonio también puede ayudar a las plantas que tienen deficiencia de nitrógeno. Aplique una cucharada de nitrato de amonio una vez que las flores comiencen a florecer. Luego vuelva a aplicar tres semanas después.

¿Deficiencia de hierro? Agregue hierro quelado granulado al suelo alrededor de las raíces o rocíe hierro líquido sobre la planta.

Además, si ve algún indicio de descomposición o enfermedad, es esencial eliminar las hojas afectadas antes de que las lesiones se extiendan al resto de la planta.