Saltar al contenido

Es Necesario Regar Los Olivos

septiembre 22, 2023

Como resumen, en otoño y primavera, no es aconsejable aceptar niveles de agobio hídrico en el olivo, ya que tienen una gran influencia productiva. Caso de que observemos que las hojas jóvenes se vuelven de color amarillo, puede representar que hay un exceso de agua en el suelo, por lo que vamos a deber suspender los riegos en el instante y estudiar el inconveniente. Sin embargo, el riego elevado o deficiente puede tener secuelas negativas para el olivar, con lo que es importante conocer las mejores prácticas de riego para los olivos.

es necesario regar los olivos

En el caso de regar, debes saber que el instante en el que el olivo gasta más agua se sitúa entre la prefloración y la maduración. Por consiguiente, tenemos la posibilidad de acabar que el agua —de riego si no llovizna lo bastante— es crucial para conseguir buenas producciones de aceituna, singularmente si están destinadas a mesa, dónde el calibre de los frutos más esencial.

¿Por Qué Es Importante Contar Con Personal Formado Que Detecte Las Patologías Y Plagas Del Olivo?

Un óptimo método es asegurarse de que el agua alcance por lo menos 60 cm de profundidad en el suelo con cada riego, lo que se puede poder mediante un sistema de riego por goteo o una manguera que se deja correr en el transcurso de un tiempo prolongado. El olivo se encuentra dentro de los árboles mucho más simbólicos de la gastronomía mediterránea, pero ¿qué sucede cuando se empieza a secar? Hay distintas causas que tienen la posibilidad de provocar la sequía del olivo, algunas de las cuales se pueden evitar con una buena gestión del cultivo. Además, es primordial registrar la cantidad de agua que se usa en cada riego y asegurarse de que el suelo esté bien drenado antes de volver a regar.

es necesario regar los olivos

Olivo de secano que ha sufrido un fuerte estrés hídrico en las datas de floración, gracias a escasas lluvias en invierno y primavera. Se ha comprobado que la producción del olivo aumenta de modo notable cuando el olivar recibe un aporte de agua complementaria a la de las precipitaciones, especialmente en aquellas zonas o años de baja pluviometría.

Abono Para El Olivo En Maceta

El olivo debe tener garantizada la humedad en el suelo, principalmente en los momentos fisiológicos clave, no habiendo mucha repercusión productiva en el momento en que hay humedad de más en el suelo en los periodos de baja actividad fisiológica. El instante mucho más crítico para regar un olivo es a lo largo del periodo de floración y posterior capacitación de los frutos, que normalmente ocurre en primavera. Ahora mismo, el árbol necesita una cantidad correcta de agua para producir una cantidad perfecta de aceitunas.

es necesario regar los olivos

No obstante para parcelas en las que unicamente se hagan riegos de apoyo o la dotación de agua sea baja, el riego localizado con manguera te proporciona una actuación puntual, flexible y económica. Este es el sistema tradicional más especial en el que la producción es dependiente de la lluvia. Esta clase de plantación del olivo tiene como resultado una producción determinada por la precipitación anual y la distribución de estas precipitaciones en todo el año. En consecuencia, el riego del olivo en este sistema requerirá que aportes aportación de las pretensiones íntegras del agua siguiendo el procedimiento del cómputo de agua, asegurándote de que no falte jamás agua en el suelo.

Especificaciones Del Olivo

En verdad, los olivos tienden a producir aceitunas de más calidad cuando se riega con moderación, ya que el estrés hídrico puede aumentar la concentración de polifenoles y otros compuestos beneficiosos para el aceite de oliva. En invierno y verano, el suelo tiene que tener sólo cierto nivel de humedad que no lleve a cabo que la planta se deshidrate de manera excesiva.

es necesario regar los olivos

A partir de finales de verano, en el clima mediterráneo, suceden precipitaciones convectivas, lo que de forma coloquial se conocen como “tormentas de verano”. A partir de estas fechas, el olivo está predispuesto a reaccionar enérgicamente a una espléndida humedad en el suelo, creciendo tanto frutos como brotes, en dependencia del nivel de carga. Desde finales de verano, el estatus hídrico del olivo debe de ser afín al de la primavera, pues se está generando el mayor desarrollo del fruto, acumulación de aceite y crecimiento vegetativo. Un agobio hídrico importante, acarrea que no engorde del fruto, lo que impacta  negativamente en la producción del olivar.

Riego Deficitario

Si bien los olivos no son muchos rigurosos con el género de suelo, sí requieren de un cuidadoso sistema de regadío. Esta clase se adapta a toda clase de suelos, incluso a los de escasa fertilidad. Sin embargo, se lleva a cabo mejor en suelos areniscos, profundos y bien drenados.

Un riego mal planeado podría perjudicar la producción de las aceitunas y producir daños a las raíces. Su hábitat ideal son los tiempos mediterráneos, de manera especial los veranos calurosos y los inviernos suaves. Aunque es una planta muy resistente a los cambios climáticos, puede sufrir afectaciones en temperaturas menores a -5 ºC. Cuando se generen lluvias, el riego se debería reanudar sólo si el olivo empieza de nuevo a manifestar síntomas de agobio hídrico.

Ten presente que en este caso, el suelo será el que te indicará cuándo regar, solo tienes que cuidar que no se seque bastante la superficie del mismo. Un adulto puede vivir tranquilamente en un ámbito seco y con mayor grado de sequía de tierra sin presentar problemas. Además de esto, si tienes un olivo joven es importante sumarle agua de forma regular, según como responda el suelo a la humedad. El olivo se encuentra dentro de los árboles más representativos de la cultura mediterránea, con lo que no es de extrañar que pueda lograrse mucho en estas zonas.

Esto es, el agricultor debe desarrollar su sistema de regadío según las temporadas de lluvia, el calor, la temperatura del aire y la aptitud de retención de los suelos. En invierno y verano, se puede tolerar cierto estrés hídrico en el olivo, y se regará en consecuencia. El riego en el olivo preferiblemente debe de ser bastante apartado en el tiempo, apoyado en riegos esenciales de múltiples horas, salvo en suelos poco profundos. Olivo de secano en un año en el que se retrasaron las lluvias de finales de verano, con la consecuencia de la senescencia de los frutos como estrategia escencial de supervivencia del árbol, lo que piensa la pérdida total de la cosecha.

es necesario regar los olivos