Saltar al contenido

Cultivo de plantas de caléndula en maceta: cómo cuidar las caléndulas en contenedores

agosto 13, 2022

A las caléndulas les gusta la luz solar directa y abundante, el riego en seco y en remojo, y un suelo con buen drenaje. Ya sea que cultive caléndulas en macetas, que las plante en el huerto o en el paisaje, se aplica lo anterior.

Al plantar estas flores resistentes y alegres en macetas o recipientes, puede usar macetas tan pequeñas como de 6 pulgadas de ancho para caléndulas francesas enanas.

Cultivo de caléndulas en macetasAlfiler

Para variedades más grandes, como tipos franceses de tamaño completo o caléndulas africanas, elija un recipiente que tenga un mínimo de diez pulgadas de ancho.

Este artículo trata sobre la plantación y el cuidado de las caléndulas en macetas y recipientes. Siga leyendo para obtener más información.

¿Cómo se cuidan las caléndulas en maceta?

Las caléndulas son una excelente opción para cualquier entorno soleado. Son tolerantes al calor y la luz y les va muy bien en suelos pobres o promedio.

Plantadas correctamente en una maceta o recipiente con elementos culturales ideales, eclipsan fácilmente otras opciones anuales.

Aquí están los consejos para recordar en el cuidado de las caléndulas en macetas:

1. Elija un lugar soleado para las caléndulas en maceta

Las caléndulas necesitan un mínimo de 6 horas de luz solar brillante al día. Tenga en cuenta que el sol extremo y duro puede hacer que las plantas se deshidraten.

Revise el suelo con frecuencia y riegue a fondo cuando esté seco. Si sus plantas parecen sufrir por el sol, naturalmente, debe moverlas a un lugar que reciba un poco menos de sol o brindarles algo de protección contra el sol durante la parte más calurosa del día.

2. Use remojo y riego en seco

A las caléndulas les va bien cuando se las trata como flores silvestres. Permita que las primeras pulgadas de tierra se sequen, luego riegue profunda y completamente al nivel del suelo.

No mantengas la tierra húmeda, ya que esto tenderá a fomentar la pudrición de la raíz.

Evite regar por encima de la cabeza. Las caléndulas necesitan espacio a su alrededor en el paisaje o en un recipiente para permitir una buena circulación de aire. Esto ayuda a prevenir el desarrollo de infecciones fúngicas en las hojas.

3. Fertilice con mucha moderación o nada

Las caléndulas son plantas anuales. Si las coloca en macetas en tierra comercial para macetas de buena calidad y con buen drenaje en la primavera, es probable que no necesiten alimentación durante la primavera y el verano.

Tirarlos en el montón de compost al final de la temporada de crecimiento. No sobrevivirán al invierno.

Si desea proporcionar algo de fertilizante, o si la tierra de su maceta no es de muy buena calidad, proporcione un buen fertilizante de liberación prolongada al comienzo de la temporada de crecimiento.

Otra opción es proporcionar una alimentación muy débil de un buen fertilizante soluble en agua mensualmente durante la temporada de crecimiento.

Tenga en cuenta que el exceso de fertilizante dificultará la producción de flores.

4. Mantenga un buen flujo de aire

No ponga demasiadas plantas en una maceta. Si está plantando una agrupación, deje suficiente espacio entre las plantas para permitir un poco de crecimiento y aún así mantener una buena circulación de aire.

Pode el follaje y las flores muertas o moribundas. Recorte la forma y el flujo de aire según sea necesario. Pellizque las puntas de las ramas para alentar a sus plantas a crecer más llenas y frondosas.

¿Qué tipos de caléndulas funcionan bien en macetas y contenedores?

A todas las caléndulas les irá bien en el recipiente adecuado con el cuidado adecuado. Solo asegúrese de hacer coincidir el contenedor con el tamaño final de la planta.

Por ejemplo, las caléndulas africanas pueden alcanzar una altura de 3 o 4 pies, por lo que es mejor colocarlas en una maceta grande en lugar de en una maceta.

Signet Marigolds y Standard y Dwarf French Marigolds crecen entre 6 «y 18» pulgadas de alto, por lo que tiene bastante flexibilidad para elegir macetas y recipientes.

Las plantas pequeñas e individuales pueden crecer bien en macetas de terracota de tamaño estándar. Las agrupaciones de plantas un poco más grandes hacen que las jardineras de ventana o las jardineras de porche y terraza sean una buena opción.