Saltar al contenido

Cuanto Regar Las Judias

septiembre 22, 2023

En el caso de riego por gravedad se van a hacer los caballones y regueras que corresponden. Para el cultivo enarenado, tras la limpieza de la cosecha previo, se deshacen los lomos dejando llana la superficie enarenada. Pulverizar el envés de las hojas con jabón potásico al 1% con agua de lluvia o destilada. Para combatir la araña roja puede aplicarse un extracto de ajo y chile y/o extracto de neem aunque si la planta se encuentra muy afectada, lo más recomendable es hacerla desaparecer para eludir que se extienda a el resto plantas.

Después viene el aporte de abonado de fondo y ahora se efectúan 2 labores superficiales (de 15 cm) con grada o cultivador. La judía verde es una leguminosa con enormes opciones para la nutrición humana, puesto que tiene un doble aprovechamiento (los granos y la vaina) y también por el aporte significativo proteico. Va a ser suficiente que el lote esté estercolado o abonado con compost unos meses antes de la siembra. Las judías son fanaticos del sol, con lo que vas a deber buscar en tu huerto una región soleada.

Todo Sobre Cultivos Del Huerto

Al asegurarse de seleccionar la pluralidad de judía correcta y proporcionar las condiciones perfectas para su desarrollo, se puede maximizar la producción de frijoles y disfrutar de una deliciosa cosecha en escaso tiempo. Siembra las judías verdes a principio de primavera o plántalas de manera directa en una maceta de sustrato universal en el exterior, cuando haya pasado el peligro de heladas. Estas alubias trepadoras se enredarán solas a los soportes, aunque puedes echarles una mano al principio atándolas con cordel. El cultivo de judía verde es muy exigente en riegos, en cuanto a la continuidad, volumen y instante oportuno de riego.

cuanto regar las judias

Este género de abono es abundante en nutrientes esenciales y además optimización la composición del suelo. El compost, por ejemplo, tiene dentro bacterias y hongos beneficiosos que no solo nutren las plantas, sino asimismo promueven un equilibrio natural en el suelo. Esto es porque el agua se absorbe mejor en el momento en que las temperaturas son mucho más frescas y asimismo impide la capacitación de moho y hongos. En los meses más cálidos, las alubias pueden necesitar más agua, al paso que en los meses mucho más fríos, precisan menos.

Comentario En «De Qué Forma Cultivar Judías Verdes: Guía Completa [pasos A Seguir + Imágenes]»

Para las trabajos de siembra, las semillas se cubren con 2-3 centímetros de tierra (o de arena en suelos enarenados). Antes tienen que elegirse adecuadamente y tratarse con fungicidas y también insecticidas. Vas a deber cosechar de manera continua (continuidad de 3 a 7 días, en dependencia de la pluralidad y del momento del cultivo en que estés), para que la planta siga generando mucho más judías. Las judías verdes asimismo se pueden ver afectadas por el virus del mosaico amarillo (BYMV) o por enfermedades producidas por hongos, como el oídio, la roya o diversas podredumbres.

cuanto regar las judias

Esto tendrá dependencia del estado fenológico de la planta tal como del ámbito en que esta se lleva a cabo (tipo de suelo, condiciones climáticas, calidad del agua de riego, etcétera…), pero especialmente cuando la planta está en flor hay que regar un mínimo de 2 a 3 ocasiones a la semana. Si la temperatura no es suficiente o si se desea sostener el cultivo anterior más tiempo en el terreno, se procede a la siembra en semillero y posterior trasplante al invernadero.

Clima Y Suelo Para Cultivar Judías Verdes

Extrae malas yerbas  y restos de cultivos anteriores y toda clase de restos para asegurar que las judías reciban la cantidad de nutrientes adecuada. Las judías verdes, asimismo conocidas como frijoles (si bien son una variedad diferente) son leguminosas, como los guisantes, las habas, la alfalfa o las lentejas, con un alto contenido de proteínas, minerales y fibras. Una opción es utilizar abono orgánico, como compost, estiércol de animales o restos de plantas.

Aunque no se acostumbra pensar que las judías precisan bastante espacio para cultivarse, ciertas variedades se pueden cultivar incluso en macetas apoyadas en un armazón de caña. Regar, por lo menos, 2 ó 3 veces a la semana y aumentar la continuidad de riego durante la floración y en épocas muy áridas (altas temperaturas y ausencia de precipitaciones).

Producción De Alimentos Eficiente

Esta práctica optimización la calidad y cantidad de la producción y reduce el riesgo de enfermedades, al mejorar la ventilación y hacer más simple la llegada de los tratamientos fitosanitarios. Este cultivo es muy riguroso en cuanto al suelo, aunque elige sustratos ligeros y mullidos, con buen drenaje y ricos en materia orgánica. Para lograrlo puedes realizar una tarea relativamente profunda (unos 20 cm) en otoño y una labor mucho más superficial (rastrillado) para elaborar el sustrato antes de la siembra en primavera/verano.

Para hallar estos desenlaces es necesario un aporte de calcio y de magnesio más alto de lo común, así como sostener un nivel de humedad lo mucho más incesante posible. Al cultivar judías verdes de enrame, será necesario hacer una composición con apariencia de pirámide por la que logren escalar. De esta forma, se recomienda usar cañas o palos de una altura aproximada de 2 metros unidas entre ellas, por servirnos de un ejemplo atadas. En resumen, las plantas de judías pueden demorar en torno a 2 meses en generar frijoles comibles, pero este tiempo puede cambiar según el género de judía y las propiedades del ambiente.

Riega las plantas frugalmente hasta el momento en que hayan enraizado y incrementa la cantidad en cuanto aparezcan las primeras flores y hasta el momento en que recojas la última vaina. Abona las plantas cada quince días con un fertilizante para tomateras en el momento en que hayan florecido. Recopila las vainas cuando son pequeñas y tiernas y estimularás a la planta a generar mucho más. El deshojado se efectúa en tiempo seco en plantaciones de período largo en el momento en que se prolonga el periodo de recolección, descartando las hojas mucho más viejas.

cuanto regar las judias

Para combatir al pulgón se puede aplicar jabón potásico o biodegradable en el envés de las plantas. Si siembras en semillero protegido o en maceta, en el momento en que la planta alcance 10 cm de altura y presente entre cuatro y cinco hojas, estará lista para ser trasplantada.

cuanto regar las judias