Saltar al contenido

Cuando Es Mejor Regar

septiembre 21, 2023

Cuando las plantas no disponen de bastante agua en el suelo o sustrato, y especialmente si hace sol y calor, la que pierden por las hojas no tienen la posibilidad de recuperarla, conque las hojas se doblan hacia abajo, fláccidas. El más destacable instante para regar cactus, áloes y demás plantas indisculpables es por la noche, en el momento en que abren sus estomas por el hecho de que absorberán el agua que necesiten durante la noche y, por el día, cerrarán los estomas y se detendrá el flujo de agua. Dada la elevada cohesión del agua, la tensión no llega a romper la columna de agua, y, por consiguiente, todas las fuerzas tensoras generadas por la evaporación de las hojas se van transmitiendo a las ramas y al tallo.

cuando es mejor regar

Las horas en las que hay mayor exposición solar no son buenas para abastecer de nutrientes a nuestras plantas. Piensa que, gracias a la insolación, el agua se evapora más rápidamente, lo que provoca que la planta no reciba todo el alimento preciso para sostenerse sana y fuerte.

Noche

Por estos y otros motivos, la mejor hora cierta para regar la mayor parte de plantas y, sobre todo, el césped de nuestro jardín, es al amanecer. De buena mañana, las plantas admitirán de buen gusto un buen chorro de agua, que habrán podido drenar antes que haya una mayor exposición del sol. El mejor momento para regarlas no tiene tanto que ver con la hora del día, sino más bien con el tipo de planta y la estación.

Muchas plantas de interior populares, como la monstera y los filodendros, son originarias de zonas tropicales y precisan un riego regular. Por otro lado, para plantas de interior nativas de regiones áridas, como las sustanciosas o las plantas de serpiente (Sansevieria) necesitan que el suelo se seque entre riego y riego. Es esencial fijarse en las hojas para ver si están marchitas y tocar con el dedo la parte de arriba de la tierra para revisar si está seca y precisa humedad. Debemos asegurarnos de que el agua humedece toda la tierra, así conseguimos que todas las raíces reciban su dosis de agua cosa que permite que la planta logre crecer de forma traje y absorber todos los nutrientes de la tierra.

El Agua En Proporciones Correctas

A lo largo de la noche, las plantas suelen reposar, pero no dejan de trabajar o de llevar a cabo su labor interna, con lo que tendrán con qué hacerla y así no trabajan gastando energías o forzando su desarrollo. Una manera no solo de ahorrar sino más bien, más que nada, de tomar conciencia de lo escencial que es para las plantas, para el césped y para el hombre. ✔ Un sistema genial, sencillo, gratis y ecológico para resguardar las plantas del frío y de otras inclemencias del tiempo como la lluvia fuerte, el granizo y o el viento…

Esto permite no tener que estar tan pendiente de las plantas, y asimismo que no corran el peligro de secarse a la mínima que se descuide el riego. Existen plantas que viven en zonas donde el agua escasea y hace mucho calor de día; en estas condiciones climáticas, abrir los estomas de día supondría fallecer por deshidratación. Para contestar a esta pregunta es necesario, primero, saber cómo marcha el sistema de transporte de agua en una planta. Entendemos que nuestros vecinos y familiares tienen el cielo ganado al venir cada vez que nos escapamos, pero con los sistemas de riego ya no es requisito que los incordies nunca más.

Se genera mediante la evaporación del agua del interior de la hoja, que se libera a la atmósfera por medio de los estomas, pequeñas aberturas con apariencia de válvula que las hojas tienen en su epidermis. La evaporación crea una tensión que desplaza el agua desde los haces vasculares de el papel hacia sus tejidos. La descripción del modelo fue acogida con escepticismo, y no fue hasta la década de 1990, casi 100 años después, que las pruebas experimentales dejaron verificar esta teoría.

cuando es mejor regar

Aunque es verdad que hay que tomar en consideración las particularidades propias de cada planta, en la situacion de los lechos de flores lo recomendable es regarlos de dos a tres ocasiones por semana pero aumentando la cantidad de agua. De esta manera, estaremos prestando asistencia a las plantas a mitigar los efectos del calor y a contrarrestarlos tirando de sus propias reservas de agua. Además, regando las plantas de buena mañana conseguirás un mayor ahorro de agua, puesto que a esas horas la evaporación es mínima y las plantas aprovecharán más una menor proporción de agua.

Escoger De Forma Cuidadosa La Hora Del Riego

Abusar del agua tan solo hará que la tierra se encharque, desarrolle hongos, sus raíces se pudran y también, incluso, la planta muera. Es por ello que se haya demostrado que la mejor hora para regar -la mayoría de- las plantas o el césped de nuestro jardín sea al amanecer.

Además de esto, al estar la tierra húmeda, las gotas actúan como un efecto lupa y acaban quemando las hojas, lo que hace que se vuelvan cobrizos y se sequen. Por otro lado, las plantas requieren mucho más agua durante la salida del sol, pues se pone en marcha su actividad metabólica en el momento en que el sol comienza a calentar. La necesidad de vitaminas y nutrientes para ponerse en marcha es mucho mayor a estas horas, con lo que si proveemos las plantas a la primera hora van a poder efectuar sus actividades con mayor rendimiento.

Es importante no dejar las hojas con agua, si bien sea excelente limpiarlas ocasionalmente para beneficiar la fotosíntesis, sobre todo en las plantas de interior, no nos importa para nada dejar gotas o las hojas mojadas. Tratándose de regar las plantas, no da lo mismo llevarlo a cabo de una o de otro modo, ni a cualquier hora del día.

cuando es mejor regar

Eso sí, tienes que saber que el suelo continuará durante más tiempo húmedo debido al fresco y al rocío de la noche, lo cual puede favorecer la aparición de hongos. Ya seas un incipiente aficionado de las plantas o un avezado experto, la primera cosa que debes saber es que regar al mediodía no es una buena idea. Si las plantas se riegan bien avanzada la mañana, el agua se evaporará de manera rápida (lo que significa que el consumo es considerablemente mayor) y no penetrará en la tierra.