Saltar al contenido

Cuando Dejar De Regar La Cebada

septiembre 21, 2023

Utilizar la proporción de agua en el instante adecuado es fundamental para conseguir un buen rendimiento, pero también es importante aplicarla de forma traje. Los sistemas de riego de superficie pueden ser insuficientes en este aspecto, pero los Pivots aplican el agua de forma traje por todo el cultivo y en la cantidad justa, lo que quiere decir que tienen la posibilidad de poder mayores eficiencias con costes mucho más bajos que otros géneros de riego. En cebada de invierno se reitera la situación típica de los cereales, con un promedio de riego un 65,02 % menor a la recomendación (riego de 1.748,43 m3/ha en frente de una recomendación de 3.433 m3/ha).

En las primeras, la diferencia es del 61,2 % (riego de 1.854,33 m3/ha y recomendación de 3.489,64 m3/ha) y en regadío tradicional (sabiendo que solo 2 parcelas participan en el cálculo) del 125,41 % (riego de 652,71 m3/ha para una recomendación promedio de 2.847,58 m3/ha). En patata tardía, obtenemos una diferencia del 23,91 %, con un promedio de riego de 5.322,41 m3/ha y 6.767,87 m3/debe de recomendación, sin observarse diferencias

Las Peculiaridades Del Suelo

La cebada de ciclo largo son las que se siembran primero y tardan mucho más tiempo en estar lista para cosechar. Da igual de dónde provenga, ya sea de lagos, estanques, pozos, ríos o riachuelos, este agua precisa filtrarse. Se tienen que controlar los conceptos y sugerencias de riego básicas a lo largo de los primeros años antes de meditar en sensores avanzados.

se consiguen desde los datos agrometeorológicos, registrados por las 53 estaciones repartidas por el territorio de forma que cubren las distintas Zonas Regables de la región.

El Cultivo De La Cebada

Tal y como se viene observando durante los años precedentes de análisis, los cereales y el girasol se riegan muy por debajo de las sugerencias. Estas diferencias están avaladas por solo 3 parcelas (y una superficie de 21,13 ha) en zonas de

cuando dejar de regar la cebada

Se ha posicionado entre los diez cultivos que mucho más se siembran y es el cuarto cereal más importante después del trigo, el maíz y el arroz. Si te interesa empezar tu propio cultivo de cebada, esta guía es lo que es necesario para ti para plantar y cosechar exitosamente este cereal. Los sistemas de riego mediante Pivot son simples de manejar y se tienen la posibilidad de automatizar a través de tecnología de control y monitorización recóndita. Asimismo se prestan a la tecnología de programación de riego y modelado de cultivos.

Para la siembra de abril, el promedio de riego realizado es un diez,9 % mayor que la recomendación de InfoRiego© (7.145,93 m3/debe de riego aplicado para una recomendación de 6.407,41 m3/ha).

cuando dejar de regar la cebada

Al diseñar un sistema de riego por Pivote eficiente y personalizado, los productores pueden controlar la indecisión que crea la lluvia y asegurar que se utilice la cantidad adecuada de agua para regar. Tener datos concretos de las raíces del cultivo impide regar el campo innecesariamente y entender cuando regar. Hay estudios basados en datos recopilados entre 1950 y 2015 que detallan que simplemente incorporando riego en cultivos de maíz, soja, trigo de primavera, trigo de invierno, sorgo, algodón, cebada, avena y alfalfa, se puede ocasionar entre un 210% y un 250% mucho más que cuando se depende solo de la lluvia.

Cosecha De La Cebada

regadío clásico frente a 50 (358,34 ha) en las de regadío actualizado o nuevo, cuestión que también hay que tomar en consideración en el momento de sacar conclusiones. Los resultados con la información acumulada de varias campañas serán mucho más robustos que los de una sola.

cuando dejar de regar la cebada

Con el volumen de agua de riego efectivamente aplicado en las parcelas de la muestra, tenemos la posibilidad de cotejarlo con las recomendaciones de riego que proporciona la Red InfoRiego. Estos últimos valores

Guía Rápida Para El Cultivo De Cebada

Al terminar la germinación, que ocurre de 7 a diez días tras plantar, el riego se disminuye a una vez cada día. Lo sugerido es precisamente 6 mm de agua en cada periodo a lo largo de 2 a 3 semanas.

En el caso de cebada para producir malta, además del peso concreto asimismo es muy importante la proteína que, como hemos dicho, debe ser baja. En un caso así la variedad es el criterio primordial si bien también hay que tener en consideración el abonado nitrogenado. Generalmente en el cultivo de la cebada se frecuenta realizar un abonado de fondo o sementera con un abono orgánico (estiércol, purín) o un abono mineral NPK bajo en fósforo y un abono de cobertera nitrogenado cambiando la dosis según el rendimiento aguardado. Como en todos los cultivos en la cebada es esencial tener en consideración los nutrientes libres en el suelo y las extracciones del cultivo para llevar a cabo un abonado perfecto y acorde con el desempeño aguardado.