Saltar al contenido

Como Regar Las Violetas

septiembre 20, 2023

En cuanto a la iluminación, lo ideal es tenerlas todo el día a plena luz pero eludir en todo lo posible el sol directo. Si poseemos las violetas en maceta o jardinera es fácil supervisarlo, pero si lo contamos cultivado en jardín es más complejo. Cuando le da el sol todo el día percibiremos como las plantas están «tristes» y decaídas y, naturalmente, precisarán mayor frecuencia de riego.

como regar las violetas

Añade uno o dos centímetros del mismo a la base de la maceta y será bastante. Pero, alén del interior, también es viable disfrutarlas en exterior siempre y cuando estén resguardadas de las inclemencias del invierno y en un lugar sombrío. Es un riego que toma su tiempo, pero en el que no deberás estar atento para que ande.

¿De Qué Forma Detectamos Exceso De Agua En Las Violetas Africanas?

Sí, es posible siempre y cuando esté ubicada en una región del jardín sombreada y cuidada de las inclemencias del tiempo, las bajas temperaturas y la lluvia. Y es que la violeta africana no soporta temperaturas inferiores a los 14 °C. En verdad, lo idóneo es mantenerla a una temperatura entre 18 y 22 °C. También se pueden regar colocando la maceta sobre un envase con agua y dejarla de 20 a 30 minutos a fin de que absorba el agua que precise.

Para los días de invierno, esta cantidad tendrá que reducir de forma radical, llevándola a 1 riego cada quince días, aproximadamente. Naturalmente, todo lo mencionado va a depender mucho de las condiciones climáticas del ambiente por el hecho de que si está en un espacio con calefacción, quizás lleve a cabo falta regar más. Si deseáis emplear también este tipo de tiestos, recodad que no tienen ningún orificio de drenaje en su base, así que deberéis realizárselo. Añadid en la base algo de grava y podréis trasplantar la planta.

¿De Qué Manera Hallar Que La Violeta Africana Dé Flores Todo El Año?

Los dos causantes que previenen la floración  de la violeta africana son una mala iluminación y una falta de abono. Recordad que esta planta ha de estar ubicada en zonas muy luminosas (sin sol directo) y ser abonada cada 3 semanas con un producto específico.

En cambio, puedes colocar un plato con guijarros y agua debajo de la maceta (siempre y en todo momento teniendo precaución de que el sustrato no toque el agua), musgo o turba húmedos. Agradecen lugares sombríos y temperaturas que fluctúen entre los 18 y los 24º C.

La violeta africana es una planta singularmente sensible al exceso de riego. Por eso, al llevarlo a cabo hay que tener particular cuidado con no pasarse. Una forma muy eficiente para adivinar es el riego por capilaridad, de esta manera te aseguras de no remojar las hojas, los tallos ni las flores.

como regar las violetas

Poda, con tijeras bien desinfectadas y afiladas, todas y cada una de las flores o ramas una se vez marchiten. De esta manera, es preferible ubicarla junto a ventanas o fuentes de luz natural abundantes, siempre teniendo precaución con la incidencia directa a las horas más profundas o el efecto lupa de ciertos cristales.

Problemas De La Violeta Africana

Los síntomas empezarán en las hojas, en las que se acostumbra conformar un moho gris que le hace perder hermosura y que perjudica su salud. Las violetas africanas son singularmente propensas a la pudrición cuando son sometidas a un riego elevado.

como regar las violetas

La violeta africana es una planta de interior simple de cuidar caracterizada por su facilidad, resistencia y también indiscutible belleza. De porte pequeño, luce por sus preciosas flores que, con los cuidados correctos, tienen la posibilidad de prolongarse a lo largo de todo el año, aportando un punto de color y vitalidad a la decoración de tu casa. En verdad, esta pertence a las características que transforman a la violeta africana en una planta muy popular y apreciada.

Deja luego la maceta unos 15 minutos mucho más sobre un plato, del que entonces debes retirar una vez más el agua sobrante, y listo. El color original de la flor, y también uno de los mucho más valorados, es un bello morado muy particular de la planta, aunque las variedades existentes proponen todo tipo de tonos y colores diversos.

como regar las violetas

Cogéis un recipiente estanco, en nuestro caso una bandeja de aluminio, y sobre él añadís una capa desprendida de grava. El agua de la base se irá evaporando de a poco y, con ella, se logrará una humedad perfecta. Se emplea un sistema afín para mantener cuidados los helechos de interior.