Saltar al contenido

Cómo prepararse para la jardinería de primavera

agosto 18, 2022
jacintos azules rosados
Para mí, nada huele más dulce que los primeros Jacintos en primavera.

A medida que los días más largos traen menos frío invernal, la mente de cada jardinero se vuelve hacia sus planes de jardín de primavera. Mientras que el viejo y sabio jardinero sabe que un buen plan de jardín es la clave del éxito de cada año, los nuevos jardineros tienden a ponerse demasiado ansiosos a medida que se acerca la primavera. Los últimos días de invierno a veces hacen que los novatos corran cuando deberían caminar, lo que lleva a cometer errores que traen desilusión.

Pero esos errores son experiencias valiosas, como le dirá cualquier jardinero veterano. Todos hemos aprendido lecciones de hacer las cosas de la manera incorrecta. Los errores de jardinería nos enseñan que para ser buenos administradores de nuestros jardines y de la vida que allí florece, debemos aprender a ser pacientes y siempre dar los pasos correctos en el orden correcto.

Aquí hay 9 consejos sobre cómo preparar su jardín para la primavera.

  1. Después de que el clima invernal haya retrocedido, revise todas sus plantas en busca de daños por nieve o hielo. ¿Hay ramas de árboles rotas? ¿Los arbustos se partieron por la mitad cuando la nieve cayó de tu techo? Se deben tomar las medidas adecuadas para remediar el daño tan pronto como lo descubra, ya que las plantas saldrán de la latencia y reanudarán su crecimiento a medida que los días se hacen más largos y el clima se calienta. El tejido vegetal dañado es una invitación para insectos, hongos y mohos, que aprovecharán el clima cálido y el fácil acceso a la planta.
  2. Limpie los restos de plantas muertas o moribundas de la temporada anterior para crear un lecho saludable para las plantas nuevas. Airee las camas del jardín con un cultivador manual para aflojar la capa superior del suelo para que el aire y el agua puedan alimentar fácilmente las raíces de las plantas. También debe agregar una cantidad generosa de compost al principio de la temporada.
  3. Durante el invierno, decide qué quieres plantar en primavera y verano. Esto le dará tiempo para investigar un poco sobre sus flores, verduras y frutas favoritas. La investigación es muy valiosa para aprender cómo, cuándo y dónde plantar semillas y plántulas correctamente para obtener los mejores resultados. Para los horticultores principiantes, recomiendo comprar La Biblia del horticultor de Ed Smith. Es un libro bien organizado al que todavía me refiero hoy.
  4. Compre herramientas de jardín resistentes y duraderas. No busques lo más bonito o lo más barato y no te dejes engañar por el marketing. Trabajar con herramientas de jardín baratas que se rompen, no tienen cuchillas afiladas confiables o no hacen el trabajo correctamente es inmensamente frustrante y puede dañar sus plantas. Antes de comprar una herramienta nueva, asegúrese de que se sienta cómoda en su mano y sienta que puede aplicarle una presión considerable sin que la herramienta se parta en dos. Las herramientas de jardinería imprescindibles son una pala de excavación, una paleta de mano (para excavar áreas pequeñas y poco profundas), una cultivadora de jardín manual (para airear) y una podadora de jardín. Si necesita eliminar mucha maleza o picar desechos de jardín para hacer abono, un machete es indispensable.
  5. Haz un plan de jardín. Estudie su propiedad y tome nota de las áreas soleadas y las áreas con sombra, el sol de la mañana y el sol de la tarde, las áreas muy secas y las áreas muy húmedas. El conocimiento de su paisaje es imperativo, ya que instalar una planta favorita en la parte equivocada de su jardín puede causar una gran decepción cuando muere misteriosamente. Antes de comprar, averigüe si a su nueva planta le gusta el sol o la sombra, parte del sol o parte de la sombra, tierra seca, tierra húmeda o algo intermedio. Una vez más, investiga un poco. También tendrás que experimentar un poco. Si una planta no prospera en un área, muévala a otra y vea cómo le va allí.
  6. Compre plantas de un vivero de jardín de buena reputación. Algunos centros de viveros grandes (como ciertas tiendas grandes) no brindan el cuidado adecuado a las plantas cuando están en el lote. Inspeccione las plantas antes de comprarlas y apruebe si están crujientes, si la parte superior del medio para macetas está totalmente seca o si las hojas se están cayendo, decoloradas o parecen masticadas. Todos estos son signos de estrés y posible infestación de insectos o hongos y la posibilidad de que su planta sobreviva, y mucho menos prospere, es dudosa.
  7. Aprende a plantar flores, verduras, arbustos y árboles correctamente. La guía general es separar suavemente las raíces del medio de plantación y asegurarse de que el agujero sea tres veces más ancho que el cepellón de la planta. Después de plantar, cubra el área de plantación con 2-3 pulgadas de compost para aislar las raíces de la planta del calor, retener la humedad y proporcionar nutrientes. Saltarse estos conceptos básicos no le da a su planta una oportunidad justa. Como dicen, “más vale un hoyo de cinco dólares por una planta de cincuenta centavos que un hoyo de cincuenta centavos por una planta de cinco dólares”.
  8. Compre o haga un contenedor de compost lo antes posible. El compostaje es clave para el éxito de un jardín, ya que rejuvenece el suelo y agrega actividad biológica que los fertilizantes embotellados o en bolsas simplemente no pueden proporcionar.
  9. leer libros de jardineria. Los nuevos jardineros deben leer tanto como sea posible sobre jardinería orgánica para crear un entorno saludable para sus plantas y para ellos mismos. Vea mi lista de reseñas de libros de jardinería y herramientas para comenzar.