Saltar al contenido

Como Plantar Un Ciclamen

octubre 12, 2023

Por eso y si queremos alargar sus flores, entre los cuidados del Ciclamen deberemos contemplar llevar a cabo un riego por inmersión. Y es que, más allá de comprender los cuidados del Ciclamen, deseamos que te des cuenta cuáles son los pormenores para hacer que disfrutes todavía mucho más de esta planta de invierno. Una que es perfecta tanto para interior para exterior, y que no nos demandará mucha atención más allá de las pautas básicas que precisa para mantener sus flores.

En el jardín, si el suelo tiene las condiciones correctas no necesitará muchos aportes de abono, solo previos a la floración.Las plantas en macetas siempre y en todo momento necesitan un mayor aporte de nutrientes. Si se protege de ella apropiadamente, agradecerá mostranto una resistencia increíble. También es importante regarla con una cantidad moderada de agua para que no lastime la planta.

Consejos Auxiliares

El ciclamen es una planta perenne tuberosa que florece a lo largo del otoño, algunas variedades pueden florecer hacia el final del invierno, hasta el momento en que el comienzo de la primavera. Es muy frecuente encontrarse el ciclamen a la venta como planta de forma anual.

Una vez germinadas las semillas, tardan alrededor de de 30 a 50 días en conformar las primeras hojas. La cantidad habitual suele estar comprendida entre un máximo de 0,5 gramos por litro de agua, consiguiendo con ello que no aumente en exceso la conductividad de agua y el aporte de sales. Debéis hidratar su cepellón antes de realizar cualquier plantación con ellos.

De Qué Forma Cuidar El Ciclamen

Podemos aplicarlo tanto de manera granulada como en el riego, siendo esta segunda opción una alternativa de emergencia si queremos alimentar la planta y hemos detectado que los botones están comenzando a abrirse. Se siembra a partir de septiembre hasta finales de invierno, la siembra se efectúa en semillero, realizándose el trasplante a los 4-5 meses. Si quieres conseguirla de manera directa desde la semilla, el trámite es exactamente el mismo.

como plantar un ciclamen

Este síntoma quiere decir que  la planta ha recibido mucho calor y demasiada oscuridad. Para ayudarla a recuperarse debe desplazarla a un ambiente mucho más fresco.

Especies Más Conocidas

Si durante la época invernal sois de la gente que ponen la calefacción a mucha temperatura, vuestras variedades no sobrevivirán. El cyclamen, más conocido como ciclamen, es una planta de tubérculo correspondiente a la familia de las primuláceas. También se le llama artánita y pan de puerco en ciertas secciones del mundo.

Aunque es poco sabido, el Ciclamen es una planta oriunda de la zona Mediterránea oriental; y son precisamente estos orígenes lo que marcan sus ciclos vitales. Acostumbrada a habitar en las áreas boscosas de estas zonas, la meteorología a la que está habituada es la que marca de manera natural los cuidados del Ciclamen.

Deben  evadirse temperaturas superiores a los 16°C,  por el hecho de que sencillamente no las aguanta y únicamente se logrará que hojas y flores se marchiten antes de tiempo. Si cultivas tu ciclamen en el jardín, debes garantizar un óptimo drenaje y una fertilidad media del suelo.

como plantar un ciclamen

Sus tubérculos los puede enraizar en la área o únicamente en la base. Uno de los representantes más conocidos de ciclamen es la conocida por su nombre científico como Cyclamen persicum.

Es importante que esté entre tibia y caliente porque si no, el shock del agua fría va a hacer que pierda asimismo las flores. Atendiendo a los cuidados básicos, el ciclamen puede estar en plena floración durante todo el invierno.

como plantar un ciclamen

Una vez hayáis comprado un ciclamen, puede ocurriros que al llegar a vuestro hogar observéis que su sustrato esté absolutamente seco y sus flores estén un tanto caídas e inclinadas. Para conseguir que el sustrato sostenga la humedad durante un buen tiempo, el sustrato hidrocontrol es especial. En verdad, sostiene hasta un 40% más de agua libre para las plantas. Como ya hemos mencionado, los ciclámenes no hay que regarlos en exceso.