Saltar al contenido

Como Plantar Tuberculos De Dalias

octubre 11, 2023

Si quieres que a tus dalias no les falten los nutrientes que necesitan para medrar sanas y esplendorosas, deberás abonarlas de vez en cuando. Es una planta idónea para plantar en maceta y tenerla dentro de casa o en la terraza. Si te gusta la iniciativa, busca un contenedor de unos 30 cm de diámetro y una hondura afín.

Las dalias son unas plantas bulbosas que florecen a lo largo del verano. Para que esto ocurra, se tienen que plantar durante la estación primaveral.

¿De Qué Manera Proteger Las Dalias Enanas?

Por tanto, antes de plantarlos en tierra, es importante eliminar esas partes descompuestas a fin de que no se propaguen y afecten a todo el bulbo. Las dalias no son plantas susceptibles de padecer plagas.

como plantar tuberculos de dalias

Como consejo, en el momento en que compréis dalias, aseguraros que el tubérculo asimismo este turgente. En este caso Iñigo adquirió variedades en tonos rosas y lilas hermosas. En el momento en que realices el desarrollo, no deberías tener problemas para disfrutarlas en el jardín ahora que sabes hacerlo.

Claves Sobre El Cuidado De Las Dalias

Es conveniente aplicarles cebo cada dos semanas tras la siembra y proseguir a lo largo de toda la temporada. Al sembrar los tubérculos enteros, con puntos de crecimiento o pequeños “ojos” procura dejarlos hacia arriba, con por lo menos 15 a 20cm de profundidad. Espera que los brotes aparezcan sobre el suelo para regar. Por ser la dalia una planta perenne cultivada desde pequeños tubérculos marrones, se aconseja evitar esos que semejan arrugados o podridos.

Nos enseña la técnica para que desarrollen más adelante las yemas aéreas. Esa permeabilidad y porosidad evitará que haya un exceso de humedad que provoque la podredumbre del bulbo.

Si bien no son adecuadas para climas extremadamente húmedos y calurosos, las Dalias alumbran cualquier jardín soleado a lo largo de por lo menos 120 días. Les va mejor en los climas frescos y húmedos, en estos lugares las floraciones pueden aun ser unos centímetros mucho más enormes. Es un desarrollo fácil y la forma de multiplicar nuestras dalias sin necesidad de tener que obtener los esquejes enraizados que comentaba al inicio. Si quieres que tu jardín esté esplendoroso y tus plantas de flor verdaderamente espectaculares, debes saber qué plantas tienen la posibilidad de convivir juntas y cuáles no.

como plantar tuberculos de dalias

Gracias a su popularidad, el cultivo de dalias en el jardín pronto pasaría de su estatus de «único» a la categoría de “ordinario”. Pero las dalias, como los viejos roqueros, jamás mueren y han sido redescubiertas de mil y una formas. En el siglo XVII, Francisco Hernández relata a las dalias en su libro “Plantas y animales de México” lo que despertó la curiosidad hacia esa planta.

Si desprendemos entre los bulbos de dalia de su grupo lo más probable es que no genere planta. En la medida que la planta vaya creciendo se debe ir añadiendo tierra hasta el momento en que solo queden 2 centímetros entre el borde de la maceta y el sustrato. El sistema de riego no ha de ser continuo, basta que a la planta se le eche agua 3 veces a la semana. Las dalias requieren de bastante luz, especialmente si queremos que las flores sean llamativas.

como plantar tuberculos de dalias

Las de altura media baja se intercalan mejor con otras flores de verano. Si solo cuentas con un huerto, es el sitio idóneo para poner una fila de este pequeño y precioso árbol.

Cuando son cultivos altos y de flor grande requieren acompañamiento. Se recomienda colocar estacas cerca de las plantas al momento de la siembra y atarlos a los tallos mientras están en crecimiento. De todos modos, se ha buscado la variabilidad de estas plantas de tal manera, que las dalias que nosotros conocemos en la actualidad difieren bastante de aquellas que recibió Cavanilles.

como plantar tuberculos de dalias

Si estás pensando en recoger tus dalias para llevar a cabo un ramo o ponerlas en un jarrón, toma nota. Lo idóneo es cortarlas a primera hora de la mañana o bien en el momento en que así sea a la noche. Para que las dalias se contengan fuertes, colócalas en agua y colócalas en alguna estancia fresca, a ser posible, sin corrientes de aire.