Saltar al contenido

Como Plantar Semillas De Tomate

octubre 10, 2023

Si optas por la segunda opción, cerciórate de que el tomate tenga un crecimiento limitado, ya que tu objetivo es plantarlo en una maceta. Para ello, abre un tomate bien maduro por la mitad y extrae las semillas. Introdúcelas en un colador y añade agua para desprender el resto de fruta adherida a las semillas.

como plantar semillas de tomate

Si es cortísima no es necesario enterrarla, pero si no habrá que llevar a cabo un pequeño agujero con la pinza o con un lapicero, para introducir la radícula, dejando que la semilla quede en la superficie. Antes de seguir, te aconsejamos leer este artículo sobre el tiempo de germinación de las semillas de tomate y las condiciones que tienen que darse a lo largo del desarrollo.

De Qué Manera Cultivar Tomates En Una Maceta De Manera Simple Y Económica

El más destacable fertilizante para las tomateras en maceta es cualquier persona que sea rico en potasio y fósforo. Conoce mucho más en estos otros artículos sobre Cómo cultivar tomates ecológicos y las Patologías del tomate. Aquí te contamos Cuándo plantar tomates y también De qué forma plantar tomates. Mantenga el sustrato húmedo, pero no encharcado, y espera a que las semillas germinen.

Como la mayoría de los tuppers son con transparencia, la luz los atravesaría, al igual que el papel húmedo. Llegaría a las semillas «haciéndoles opinar» que están fuera de la tierra, con lo que podría retrasarse la germinación. Si el envase es opaco, como el papel de aluminio, no es requisito el requisito de la obscuridad ya que la luz no va a poder llegar hasta las semillas.

¿cuándo Cultivar Tomates En Semillero?

Repetiremos la misma operación en todos y cada alveolo hasta tener sembrado el semillero de tomate completo. Con ayuda de una cuchara o cualquier instrumento afín, rellena cada uno de los alveolos del semillero o los recipientes reciclados que hayas escogido. Guarda mi nombre, correo y web en este navegador para la próxima vez que comente.

como plantar semillas de tomate

Como veremos después en los pasos para llevar a cabo un semillero, es requisito hacer un riego tras la siembra. Para conseguir humedecer la tierra pero eludir que el agua arrastre las semillas hacia el fondo del recipiente, regaremos con un aerosol o pulverizador de agua. También es viable germinar las semillas de tomate en una fácil servilleta de papel. A esto se le llama pre-germinado y radica en realizar aparecer las primeras raíces antes siquiera de cultivar en semillero o maceta.

Si eres de los que les agradan las plantas y disfrutan cuidándolas en casa, vas a saber que algo mucho más satisfactorias de la jardinería es poder agarrar los frutos de tu trabajo y probar tu cosecha. Sin embargo, plantar tomates en maceta puede no ser sencillo si no tienes en cuenta una serie de cuidados imprescindibles de la tomatera. Por eso el día de hoy te contaremos de qué forma plantar semillas de tomate en maceta y los trucos que debes conocer a fin de que tu tomatera luzca especial y ser la envidia de tus vecinos.

Los cuidados más esenciales que precisa una planta de tomate o tomatera están en el artículo… Como ahora se ha dicho, una vez que las semillas han germinado, hay que pasar las jóvenes plantas a un sustrato que logre aportarles los nutrientes precisos para continuar su desarrollo.

Si no se airea, el exceso de humedad puede dar sitio a la aparición de hongos, peligrando la germinación. Para esto, se emplea un trozo de papel absorbente o 2 capas de algodón, o cualquier otro tejido inerte y absorbente, que se introduce en una bandeja o recipiente con tapa, por ejemplo un tupper.

como plantar semillas de tomate

En todo caso, hay que tener bastante cuidado cuando se tape la raíz. Se puede empujar el sustrato muy delicadamente con la pinza o con un lapicero, sin apretar bastante pero asegurándose de que la radícula queda en contacto con la tierra. Según lo avanzada que esté la germinación, habrá que disponer las semillas de tomate de diferente manera.

Se tapa el recipiente y se coloca en un espacio cálido (16-28°C) y obscuro, o con poca luz. Una vez dispuestas las semillas sobre el papel, se cierra este y se aprieta sutilmente con la mano. O sea importante a fin de que las semillas queden en contacto con el papel, tanto por arriba como por abajo.

Riega el semillero cada dos o tres días, asegurándote de que la tierra tiene siempre algo de humedad o que hay agua en el fondo de la bandeja. Lo primero que hicimos fue poner las semillas en remojo a lo largo de unos días. De esta forma conseguimos que se hidraten y que sea más simple la germinación en los semilleros.