Saltar al contenido

Como Plantar Calabazas En Maceta

octubre 1, 2023

Recuerda que las calabazas requieren de bastante sol y agua, además de una buena ventilación. Proporciónales todo cuanto necesitan y, en escaso tiempo, estarás gozando de tus propias calabazas cultivadas en maceta. En el momento en que poseas la maceta y el sitio conveniente, es hora de elaborar el suelo.

Una vez obtenida la cosecha, si quieres que las calabazas estén en buen estado el máximo tiempo posible, tienes que almacenarlas en un ubicación seco y bien ventilado, con una temperatura que oscile entre los diez ºC y los 20 ºC. Según la variedad, podrás conservarlas entre 2 y 7 meses, pero en todo caso el lugar donde las guardes ha de estar predominantemente oscuro. En lo que se refiere al abonado, si la maceta es grande y el sustrato es muy fértil, puede que no sea preciso repetirlo. Si no es el caso, basta con adicionar abono líquido al agua de riego, una vez a la semana o cada 15 días.

Sembrar Calabazas En Macetas

Asimismo puedes emplear algún fungicida orgánico para impedir patologías en la planta. Asegúrate de dejar suficiente espacio entre cada semilla, al menos 2 centímetros, y colócalas a una profundidad de 3 a 5 centímetros.

Si se cultiva en maceta, hay que regarla todos los días, ya que en caso contrario rápidamente mostrará síntomas de marchitez. Si se lleva a una pérgola o malla en altura, entonces se tienen la posibilidad de dejar los tallos secundarios, pero solo esos que broten por encima de dicha estructura.

Conservación De Las Calabazas

Entonces contamos los consejos y trucos excelentes de los especialistas para ti. Las calabazas pueden verse perjudicadas por pulgones, ácaros y gusanos. Para prevenir estos inconvenientes, se tienen que utilizar pesticidas y fungicidas en el momento adecuado. También se debe tener en consideración que la humedad excesiva puede favorecer el avance de anomalías de la salud fúngicas.

como plantar calabazas en maceta

No obstante, si quiere cosechar calabazas grandes, debe aguardar a que florezcan y luego agarrar las tijeras de podar. Los fertilizantes orgánicos, como el abono de jardín, marchan mejor. Además, el estiércol vegetal, los posos de café y las cascarillas de huevo dan suficiente nitrógeno, potasio y fósforo.

El deshojado se realiza cuando las hojas de la parte baja de la planta están muy envejecidas o en el momento en que su elevado avance dificulte la luminosidad o la aireación. La temporada de siembra aconsejada es a lo largo de los meses de mayo y junio. La recolección puede efectuarse desde finales del mes de agosto o principios de septiembre.

como plantar calabazas en maceta

Además de esto, se debe dejar bastante espacio entre las plantas para eludir su competencia por la luz solar y dejar que medren sanas y fuertes. En términos generales, la planta de calabaza precisa una aceptable proporción de luz del sol para su crecimiento y producción adecuada.

En la situacion de los inviernos largos y verano menos ameno, lo ideal va a ser que plantes en el momento en que ya creas que no hay opciones de alguna nevada. En caso de los veranos prolongados y cálidos, vas a deber hacerlo a principio del verano. El instante ideal para trasplantarlas es en el momento en que las plántulas ya tengan una o dos hojas. Es muy importante realizar una poda de los tallos secundarios ―al menos en la parte baja―, para asesorar la planta a lo largo del primordial.

como plantar calabazas en maceta

Con estos simples procedimientos, puedes disfrutar de la satisfacción de cultivar tus propias calabazas en tu balcón y gozar de su delicioso gusto. Cultivar calabazas en macetas es una alternativa especial si no tienes bastante espacio para un jardín grande. Para empezar, debes escoger una maceta grande y profunda y también un lugar soleado para ponerla.

Estas sencillos demandas garantizarán un crecimiento sano y fructífero de la calabaza. El marco de plantación de la calabaza ornamental en campo oscila entre 1 y 2 metros entre líneas y 0,5 a 1 metro entre plantas, realizando la siembra o plantación a tresbolillo.

Cristóbal Colón descubrió frutas en Cuba en 1492 que eran muy similares a las calabazas. De la palabra latina «cucurbita», que en Europa se conocía como calabaza de botella, se creó «kurbitz» tras un tiempo. Y no olvides que asimismo tenemos la posibilidad de congelar las calabazas para degustarlas en cualquier estación del año.