Saltar al contenido

Cómo detectar y ayudar a prevenir la rotura de ramas en los árboles

agosto 8, 2022

Como dijo una vez el autor John Steinbeck: «¿De qué sirve el calor del verano, sin el frío del invierno para darle dulzura?» Algunos de nosotros sabemos todo acerca de los extremos del invierno: las temperaturas muy frías, los vientos árticos y, por supuesto, los mantos de nieve y hielo.

Es cierto que los residentes de algunas regiones a menudo se encuentran con condiciones invernales adversas antes de disfrutar de los días soleados de verano que ahora parecen estar a una vida de distancia. Pero después de experimentar fuertes nevadas y temperaturas bajo cero, durante meses, ¿pueden nuestros árboles sentir la misma dulzura del verano? O, ¿siguen sufriendo?

La rotura de ramas es solo una señal de que sus árboles pueden estar sufriendo por la temporada de invierno. ¿Asique, cómo puedes ayudar? Primero, conoce qué causa la rotura de ramas y cómo prevenirla con estos consejos:

Qué causa la rotura de ramas:

  • Extremidades pesadas. Las tormentas de nieve o hielo pueden agregar peso extra a las ramas y ramas. Es posible que sus árboles no estén preparados para soportar ese peso adicional y, como resultado, pueden sufrir roturas, heridas y desgarros irregulares.
  • Vientos malvados. Si un lado de un árbol está sujeto a los vientos fuertes y extremos que acompañan a las tormentas de invierno, es susceptible de romperse las ramas. Si una rama se rompe o cuelga como resultado del viento, puede ser una responsabilidad para usted y un riesgo para su hogar y vecindario.

Cómo prevenir roturas:

  • Cable o abrazadera. Sea proactivo mientras el clima aún sea agradable y prepare sus árboles antes de la próxima tormenta de invierno. Las ramas y las ramas se pueden cablear o unir sin apretar para ayudar a proteger contra roturas.
  • Deja que la naturaleza haga el trabajo. La rotura de ramas puede ocurrir debido a la remoción inadecuada de hielo y nieve. Si acaba de recibir nieve fresca, retírela suavemente de las ramas antes de que se congele y cause peso adicional. Si sus árboles están cubiertos de hielo, permita que el hielo se derrita naturalmente.
  • Poda preventiva. Dado que los árboles quedan inactivos durante el invierno, la temporada sirve como un buen momento para podar con pocas lesiones. La poda puede ayudar a eliminar ramas débiles o rotas, lo que solo causará más roturas a medida que entren en juego las tormentas de invierno y las temperaturas extremas.

¿Sospecha que sus árboles pueden estar sufriendo de rotura de ramas? ¡Podemos ayudar! Comuníquese con su arboricultor local de Davey capacitado profesionalmente para una consulta gratuita.