Saltar al contenido

Cómo arreglar las hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones

agosto 14, 2022

Causas comunes de las hojas de Anthurium amarillentas o doradas y cómo solucionarlo

Con impresionantes hojas brillantes y flores aún más hermosas, no es difícil ver por qué los anturios (también conocidos como la flor de flamenco, la hoja de encaje o la flor de cola) son plantas de interior tan populares. También son ricos en simbolismo y brindan una gran cantidad de beneficios adicionales. Desafortunadamente, pueden ser susceptibles a varios problemas cuando no se les brinda un cuidado excelente, lo que generalmente lleva a que las hojas se vuelvan amarillas o marrones. En este artículo, cubriremos las causas principales de que las hojas de anthurium se vuelvan amarillas o marrones y lo que puede hacer para solucionar el problema.


Hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones

La causa más común de la decoloración de las hojas es el riego incorrecto. Las diferencias en el entorno, como condiciones de iluminación, temperatura y humedad incorrectas, también son comunes. Los factores externos, como las plagas y las enfermedades, a menudo causan la decoloración de las hojas, mientras que un poco de color amarillento es simplemente el resultado de la edad y no es motivo de preocupación.


11 causas comunes de las hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones

11 causas comunes de las hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones

exceso de agua

El riego excesivo es la causa más probable de que las hojas se vuelvan amarillas en los anturios (y en las plantas de interior en general). Si bien les gusta el suelo moderadamente húmedo, no pueden manejar el suelo excesivamente empapado o anegado. Esto podría ser causado por regar con demasiada frecuencia, falta de drenaje en el suelo o falta de drenaje en la maceta.

Cuando el exceso de humedad se acumula alrededor de las raíces, comienzan a pudrirse. Esto afecta su capacidad para absorber la humedad y los nutrientes que mantienen viva a la planta, lo que da como resultado hojas amarillentas. Si el problema persiste, pueden volverse marrones y caerse de la planta.

Para obtener más información, consulte nuestra guía detallada sobre cómo regar las plantas de anthurium.

bajo riego

El riego insuficiente también puede hacer que las hojas se vuelvan amarillas, pero es más probable que las deje marrones, crujientes y secas.

Los anturios son amantes de la humedad que están acostumbrados a un suministro constante de agua en sus hábitats nativos. Si se deja que la tierra se seque por completo, las hojas tendrán dificultades para sostenerse y mantenerse erguidas. Pueden adelgazarse y volverse marrones en las puntas, y eventualmente volverse completamente marrones si el problema no se resuelve.

Temperaturas incorrectas

Temperaturas incorrectas

Originarios de ambientes tropicales cálidos, los anturios están acostumbrados a altas temperaturas de alrededor de 75F. En las selvas tropicales de donde provienen, las temperaturas rara vez caen por debajo de los 65F. Como no están acostumbrados al clima frío, los Anthurium pueden sufrir graves daños si las temperaturas descienden demasiado en el interior (las plantas de Anthurium recién propagadas o trasplantadas pueden ser particularmente susceptibles).

Cuando las temperaturas descienden por debajo de los 60F, es probable que su Anthurium deje de crecer hasta que se caliente nuevamente. Si caen por debajo de los 50F durante largos períodos, las hojas comenzarán a ponerse amarillas y comenzarán a caerse, lo que indica daño por frío.

Humedad incorrecta

Junto con las altas temperaturas, los ambientes tropicales, estas plantas se utilizan para darles un amor por la alta humedad. En las selvas tropicales, la humedad promedia alrededor del 75 % fuera de la temporada de lluvias, y aumenta a alrededor del 90 % o incluso más cuando llueve.

Mantener este alto nivel de humedad es clave para que estas plantas se mantengan felices y prósperas. Cuando la humedad cae por debajo del 40 % durante períodos prolongados, las hojas comenzarán a ponerse marrones, generalmente en las puntas. Este problema se expande debido a la falta de humedad alrededor de la planta y no vuelve a la normalidad, por lo que es vital abordar el problema tan pronto como lo detectes.

Condiciones de iluminación

Condiciones de iluminación

Los anturios crecen mejor cuando reciben luz solar indirecta brillante durante la mayor parte del día. Esto se parece mucho a la luz solar moteada que reciben en sus hábitats nativos, lo que garantiza un crecimiento rápido y saludable.

Si los niveles de luz son demasiado bajos, el crecimiento se ralentizará y las hojas comenzarán a ponerse amarillas ya que la planta no puede sostenerse por sí misma. Esto ocurre en habitaciones sin ventanas, solo ventanas orientadas al norte, o incluso en habitaciones luminosas donde la planta se coloca lejos de la fuente de luz.

Por otro lado, demasiada luz solar directa puede ser igual de dañina. Estas plantas no están adaptadas a las condiciones de pleno sol y deben mantenerse alejadas del sol directo del mediodía y la tarde. Si se dejan bajo el sol directo y fuerte durante incluso un par de horas, aparecerán manchas marrones quemadas en las hojas donde el sol golpeó la planta, lo que indica que se quemó.

Deficiencia de nutrientes

Si su Anthurium ha estado en la misma maceta durante varios años sin un cambio de suelo o fertilizantes adicionales, es probable que experimente una deficiencia de nutrientes. En contenedores, hay una cantidad finita de nutrientes en el suelo necesarios para sostener la planta y ayudarla a crecer mejor.

Una vez que esos nutrientes caen por debajo de cierto umbral, la planta dejará de crecer y las hojas se volverán amarillas. Esta coloración amarillenta suele ser irregular o parcheada, y las venas permanecen verdes, una condición conocida como clorosis.

Para obtener más información, consulte nuestra guía detallada sobre la mejor mezcla de suelo para las plantas de anthurium.

sobrefertilizar

sobrefertilizar

Una rutina regular de fertilización es clave para cultivar una planta de Anthurium exitosa. Sin embargo, demasiado no es bueno. La fertilización excesiva conduce a una acumulación de sales en el suelo que puede quemar las raíces y las hojas de la planta casi al instante.

Si ha sobrefertilizado, pronto notará que las hojas se vuelven amarillas o desarrollan manchas marrones. Esto se debe a fertilizar con demasiada frecuencia, fertilizar en el momento de trasplantar o agregar más fertilizante de lo recomendado en el empaque.

Años

Las hojas amarillentas no siempre son un signo de ambientes o cuidados incorrectos. En las plantas maduras, el amarillamiento ocasional es completamente normal a medida que la planta pasa por su ciclo de vida estándar. Las hojas más viejas eventualmente comenzarán a ponerse amarillas, luego marrones, y se caerán de la planta.

Siempre que una o dos de las hojas más viejas estén amarillentas en la planta, esto no es motivo de preocupación. Simplemente pódelos y espere a que aparezca un nuevo crecimiento verde.

Problemas de plagas

Problemas de plagas

Los anturios son susceptibles a una serie de plagas comunes de plantas de interior. Esta lista incluye ácaros, cochinillas, pulgones, escamas y mosquitos fungosos. A estas plagas les encanta pasar el rato alrededor de su Anthurium, alimentándose de las hojas y los tallos para mantenerse. También ponen huevos alrededor de la planta o en el suelo, lo que facilita su propagación por tu casa.

Las plagas chupadoras de savia hacen que aparezcan manchas amarillas en el follaje, que eventualmente se vuelven marrones a medida que esas partes de la hoja mueren. Otros signos incluyen membranas entre las hojas (para los ácaros), una sustancia blanca en polvo en las hojas o los tallos (para la cochinilla) o protuberancias marrones que se acumulan en los tallos (escamas).

Enfermedades

Es menos probable que los anturios experimenten problemas de enfermedades en el interior (a menos que se traigan del vivero). Sin embargo, todavía son bastante susceptibles a las enfermedades comunes, particularmente a la plaga bacteriana. La antracnosis, la marchitez bacteriana y la pudrición de la raíz también son problemas comunes.

Si bien cada una de estas enfermedades tiene síntomas ligeramente diferentes, generalmente se acompañan de algún tipo de coloración amarillenta o parda. Si nota que la decoloración parece aleatoria y en parches, comenzando en una hoja y extendiéndose a las demás, es probable que su planta tenga una de estas enfermedades.

Trasplante o Shock

El amarillamiento leve después de llevar su planta a casa por primera vez, moverla a un nuevo lugar o trasplantar una planta de anthurium es completamente normal. Este amarillamiento se debe al choque causado por cambios repentinos en los entornos. La planta comienza a amarillear y luchar mientras se adapta lentamente, y finalmente vuelve a la normalidad después de unas pocas semanas.


Cómo arreglar hojas amarillas o marrones en un Anthurium

Cómo arreglar hojas amarillas o marrones en un Anthurium

La solución para las hojas amarillentas o marrones claramente depende de la causa. Sin embargo, en general, brindar la atención y el entorno adecuados no solo solucionará el problema, sino que también evitará que se produzca una decoloración en el futuro.

Riego

La tarea de cuidado clave para hacerlo bien es regar. El riego insuficiente o excesivo dañará rápidamente sus plantas y puede causar problemas permanentes con el crecimiento si no se resuelve. Riegue cuando la capa superior del suelo se haya secado, probando el suelo regularmente con el dedo. Además, asegúrese de que haya un drenaje adecuado, tanto en la tierra para macetas elegida como en la maceta misma.

Ambiente

Mantenga su Anthurium en un área brillante con suficiente luz indirecta para mantener el crecimiento. Asegúrese de que estén fuera del camino de cualquier sol directo, a menos que sea un sol suave temprano en la mañana. Las altas temperaturas y la alta humedad también son fundamentales, y se mejoran agrupando las plantas y utilizando un humidificador.

Nutrientes

Siga una rutina regular de fertilización, usando un fertilizante balanceado para plantas de interior una vez cada 4 a 6 semanas durante la primavera y el verano. Nunca aplique más de lo recomendado para evitar la fertilización excesiva y enjuague el suelo inmediatamente si ha usado demasiado mucho.

Plagas y Enfermedades

En el caso de problemas de plagas y enfermedades, no espere para abordar el problema. La mayoría de las plagas se pueden eliminar con aplicaciones repetidas de aceite de neem o jabón insecticida. Las enfermedades son más difíciles de manejar y se controlan mejor con podas y medidas preventivas.

(Nota del editor: Petal Republic participa en programas de asociación con Amazon y otros comerciantes para ayudar a conectar a los lectores con productos y servicios relevantes que podemos recomendar).

Qué hacer con las hojas amarillas y marrones

Las hojas amarillas y marrones no recuperarán su color nuevamente (excepto en algunos casos de deficiencia de nutrientes). Pode estos mientras soluciona el problema para que su planta se vea saludable. Esto también evitará que su Anthurium gaste energía en estas hojas dañadas, lo que le permitirá concentrarse en un crecimiento nuevo y saludable.

También vale la pena señalar que las plantas de anthurium se consideran algo tóxicas para los humanos y las mascotas, por lo que es prudente usar guantes al manipular estas plantas.


Preguntas frecuentes sobre las hojas de Anthurium amarillentas o marrones:

¿Cómo arreglas las hojas amarillas en el anthurium?

Comience por identificar las causas. El problema más probable es el riego excesivo, pero los problemas de nutrientes, la poca luz y las plagas o enfermedades también pueden hacer que las hojas se vuelvan amarillas. Una vez que haya encontrado el problema, modifique las condiciones para que se adapten mejor a lo que las plantas necesitan para evitar que más hojas se vuelvan amarillas.

¿Pueden las hojas amarillas o marrones de anthurium volverse verdes nuevamente?

A menos que la deficiencia de nutrientes sea el problema y el problema se resuelva rápidamente, las hojas amarillas y marrones no volverán a cambiar de color. Pode las hojas para ahorrar energía en la planta y promover un crecimiento nuevo y saludable.

¿Puede la luz solar directa hacer que las hojas de anthurium se vuelvan amarillas o marrones?

La luz solar directa puede causar un cambio de color en las hojas, especialmente en el sol intenso del mediodía y la tarde. Mantenga su Anthurium en luz indirecta brillante para evitar que se queme y se amarillee.

¿El tipo de agua hace que las hojas de anthurium se vuelvan amarillas o marrones?

Al regar su Anthurium con agua del grifo, la calidad de esa agua puede afectar el color de las hojas. Una acumulación de químicos dañinos en el suelo, particularmente cloro, puede causar que el follaje se vuelva amarillento con el tiempo. Use agua filtrada o destilada en sus plantas si el agua del grifo no es de buena calidad, o deje el agua fuera durante uno o dos días para permitir que el cloro se disipe.

¿La fertilización excesiva puede hacer que las hojas de anthurium se vuelvan amarillas o marrones?

La fertilización excesiva conduce a una acumulación de sales en el suelo que puede quemar las raíces y las hojas de la planta casi al instante. Si ha sobrefertilizado, pronto notará que las hojas se vuelven amarillas o desarrollan manchas marrones. Esto se debe a fertilizar con demasiada frecuencia, fertilizar en el momento de trasplantar o agregar más fertilizante de lo recomendado en el empaque.


Hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones: la palabra final

Las hojas de Anthurium que se vuelven amarillas o marrones no son motivo de pánico. Este problema es increíblemente común y, dependiendo de la causa raíz, generalmente es fácil de solucionar. Su planta volverá a florecer en poco tiempo.

Si está buscando su próxima planta de Anthurium para agregar a su colección, consulte nuestra guía detallada de las mejores tiendas de plantas que entregan Anthurium en todo el país.